E3 2016, lo mejor y lo peor de la feria de videojuegos de este año

Tras la resaca que nos ha dejado el E3 2016, como siempre llega el momento de hacer recuento y pensar en lo que hemos visto, escuchando, probado y vomitado. Y esto es precisamente lo que hemos hecho en GuiltyBit (básicamente porque no se nos ocurría una cosa mejor, para qué vamos a engañarnos).

Os dejamos con las opiniones de los culpables que han estado al pie del cañón en este E3 2016. ¿Cuáles son vuestros momentos clave y vuestros momentos más lamentables?

LO MEJOR DEL E3Carlos Lorca

Sin lugar a duda, si con algo bueno me quedo de este E3 es con la participación en general de Ubisoft. El equipo francés saltó al evento a base de bailes, que levantaron a los más rezagados, humor y una ristra de elementos suculentos para los fans como vídeos, imágenes o incluso nuevos títulos.

Desde luego que no fue la conferencia perfecta: a mi parecer, un nuevo Prince of Persia o imágenes de Assassins Creed en Egipto habrían redondeado la ponencia del estudio. Aún así, los gameplays de Watch Dogs, For Honor (sobre todo) y una nueva IP basada en deportes extremos hace que Ubisoft se lleve la matrícula de honor en este E3 lleno de suficientes “pelaos”.


Dani Marichal

A pesar de la sensación de decepción general del encuentro, realmente no estuvo por debajo de las pobres expectativas existentes. Nadie esperaba gran cosa del E3 porque el año anterior ya se había anunciado todo lo gordo y las novedades, que ya de por sí no eran tan suculentas como el año pasado, se habían filtrado las semanas anteriores, por lo que en principio no quedaba ni la sensación de sorpresa.

Y sin embargo, pensándolo fríamente, ha sido malo, pero no un desastre. La conferencia de Microsoft, si bien fue de las más afectadas por las filtraciones, permitió conocer en mayor detalle Titanfall 2, que en general me dio una impresión bastante positiva, si bien es cierto que no sabemos gran cosa.

Y la ganadora de forma casi unánime, Sony, hizo una demostración en toda regla de cómo llevar a cabo bien una conferencia del E3, siendo la más corta y a la vez la que más presentó, pues fue un continuo recital de videojuegos -que es a lo que estamos- con la música de la orquesta en directo como fondo y sin apenas interrupciones para vendernos la moto.

De su conferencia cabe destacar la vuelta de God of War con un nuevo estilo que, personalmente, me llama enormemente y Death Stranding, que sin que sepamos realmente nada de él ha conseguido ya levantar bastante expectativas. Como último punto a favor lo mostrado de The Legend of Zelda: Breath of the Wild, que dejó a muchos con los dientes largos.


Diego Sommier

A pesar de un primer día bastante amargo, el E3 logró finalmente alzar el vuelo y darnos un segundo día interesante, destacando en primer lugar el ritmo más que satisfactorio de la conferencia de Microsoft, que si bien no ha enseñado prácticamente nada nuevo sí que ha sido interesante sobre todo para los jugadores de PC tanto en tema de juegos como de unificación de servicios de Xbox One y Windows 10.

Aun así, Sony ha puesto el broche de oro con una conferencia entretenidísima llena de juegos y sorpresas que a más de uno nos han pillado desprevenidos, algo digno de agradecer sobre todo en este año tan seco de novedades.

Mención especial se merece Ubisoft y su fuerte apuesta por Steep, dejando de lado los tiros como plato gordo y ofreciendo el regreso del género de los deportes extremos de nieve.


Héctor Miró (Alias Héctor 2)

Que la conferencia de Ubisoft empiece con bailes y termine con el trailer de una película. Olé.
Ahora en serio, prácticas de mercadotecnia al margen, a pesar de las filtraciones y de conocer mucho de lo que se iba a presentar, éste E3 ha conseguido, aún con todo, sorprenderme.

Me gustó el ritmo de Microsoft, la batería de títulos de Sony, que no todo hayan sido tiros y soldados futuristas… El hecho de no tener One hace que me guste ver títulos de Microsoft en Windows 10, un mercado por explotar para los de Redmond.

Aunque se muestre algo pretencioso en su intento de reflejar la relación entre un padre y su hijo me ha gustado God of War, y eso que mi desdén hacia Kratos no es ningún secreto, NieR: Automata con un Platinum Games más que en forma, Dishonored 2 que parece más y mejor respecto a su antecesor, Prey, que puede terminar siendo cualquier cosa, Horizon Zero Dawn con su original universo y sus posibilidades, Kojima y su capacidad de poner en pie a todo el mundo sin haber enseñado nada en realidad, el diseño de Crash en Skylanders… El nuevo juego del Team Ico para PlayStation 2…

Muchas de estas cosas, sin pillar de nuevas a nadie, parece que gozarán de un nivel de calidad y de unos valores de producción altos. Se avecinan cosas chachis.


Manu Mora

Si tengo que elegir buenos momentos y lo mejor de este E3, me quedo sin duda alguna con los nuevos rumbos que toman las compañías. Nintendo, pese a parecer que iba en clarísima desventaja y más como una desarrolladora menor de software que de hardware, ha conseguido sorprender con sus juegos y arriesgar, incluso, con una nueva IP propia. Poco se ha hablado de esto, pero la compañía de Kimishima nos ha traído esta generación nuevas ideas, como Splatoon y, ahora, Ever Oasis. Y no es moco de pavo.

Microsoft, por su parte ha apostado por lo que por fin es su fuerte, y que empieza a preocupar tanto a Sony que hace que la compañía de negro ataque a sus políticas, según ellos, “incomprensibles”. Sigue pareciéndome que es la propia Sony la que se está quedando atrás en el mercado y que la prepotencia que está teniendo en esta generación le va a volver a pasar factura en un futuro más próximo que lejano.

microsoft project scorpio e3 2016

Me resulta curioso que todo el mundo esté enamorado de una conferencia de Sony en la que solo se mostraron juegos, y se olviden de una de Microsoft en la que se mostraron proyectos, ideas y futuro. Sinceramente, me quedo con ellos ya que han conseguido que, sin tener una Xbox One, me interese, y mucho, por el nuevo rumbo que van a tomar en su viaje a Windows 10.


Zebenzuy Duque

Sumergidos en un mar de filtraciones y rumores que vienen a desvelar toda la partida antes de que empiece el juego, el E3 sigue teniendo ese aura de especial para la industria.

En el batiburrillo de empresas destaca Sony, que es la única que parece entender las nuevas reglas del juego. Esto ya no se trata de informar, pues las empresas hacen esto en cualquier momento, para su público objetivo y de cualquier manera gracias a las redes. Se trata de mostrar, de enseñar, de un espectáculo acorde, y a la altura; de llegar al corazón de jugón que todos tenemos. Y a día de hoy la compañía japonesa es la única que parece haber entendido eso.

Nintendo, en el lado opuesto, es la única que ha enseñado un producto de calidad con The Legend of Zelda: Breath of the Wild. Lástima que todo lo demás le haga un flaco favor… Como notas positivas, la expectación de un retorno como el de God of War (del que me declaro un fan sin remedio) y el saber que el bajo nivel general se debe a las filtraciones y a ser un año de mera transición. Este no era el año para nadie, y se ha notado.

LO PEOR DEL E3Carlos Lorca

Parece algo típico decir que “el E3 está de capa caída” y que “cada año sacan cosas menos interesantes”. Y es que es cierto, pero más aún se pudo ver el primer día del evento. Una fantasmada en toda regla: EA solo presentó Mass Effect como materia atractiva y jugosa, mientras que Bethesda no arriesgó con ninguna nueva IP o bombazo a tener en cuenta.

Un comienzo lento que a muchos hicieron perder la esperanza, pero que quizá recuperasen al ver a Ubisoft, Sony y, en menor medida, Microsoft. No es como se empieza, sino como se acaba. Pero aburrir al público desde el minuto 0 no es algo propio de esta categoría de eventos.


Dani Marichal

Que algo no sea un desastre y se quede en malo no es algo bueno precisamente. Que nos esperásemos que fuese floja no quita que haya que criticarlo y más algunas conferencias en concreto.

EA no decepcionó y volvió a dejar su nombre en el fango con una nueva demostración de que su capacidad comunicativa es pésima. La PC Gaming Show volvió a ser tan o más insulsa como el año pasado. Microsoft destinó casi el mismo tiempo en videojuegos que en vendernos que la idea de sacar consolas año sí año también es lo que todos en el fondo queríamos y Nintendo, dejando de lado la buena pinta del The Legend of Zelda: Breath of the Wild, fue un completo desastre, demostrando una impresionante habilidad innata para dejar dormido al personal con su charla sobre Pokémon Sol y Luna recitando una y otra vez lo que todos ya sabíamos.

ea play horarios

ea play horarios

En general, una E3 muy, muy floja que por mi parte espero no sea un indicio de una caída de la calidad de estas conferencias sino simplemente una piedra en el camino.


Diego Sommier

Aun con las bondades escritas anteriormente, el sabor que deja en general este E3 es la falta de suficientes novedades, algo preocupante sobre todo a estas alturas de la generación, en la que parece que salvo un par de intentos de traer nuevas IP al mercado nos vamos a tener que conformar con reseteos o nuevas entregas de viejos conocidos.

También el otro fantasma que nos ha jugado malas pasadas este año han sido las filtraciones, que han arruinado parte de las sorpresas que nos aguardaba el evento de Los Ángeles, algo que espero que para otros años pueda evitarse.

Por cierto, que alguien diga a las desarrolladoras que paren con los juegos de zombis, que a este paso van a quemarlos más todavía de lo que están.Days Gone


Héctor Miró (Alias Héctor 2)

Aparte de las filtraciones que restan ilusión y sorpresa al E3, The Legend of Zelda: Breath of the Wild me ha dejado muy, muy frío. Acabará siendo un buen título, no lo dudo, pero no será lo que debería haber sido.

No sé qué esperaba exactamente de él, pero sin duda no lo vi en su conferencia… En pleno 2016 -planeado para 2017- y en un primer espada de Nintendo me resulta muy decepcionante el nivel alcanzado, sobretodo llevando el tiempo de desarrollo que lleva y sabiendo que sale para una consola que ni tan siquiera han presentado.

Su alarmante escasez de animaciones para prácticamente todo y lo anticuadas que parecen, lo vacío de su mundo, su rudimentaria escalada, el sistema de loot que incluirá con la idea de recolectar trastos, sus novedades con años y años de retraso respecto a otros títulos, armas y armaduras que todos sabemos de sobra que palidecerán comparadas con la Espada Maestra, el Escudo Hyliano y la túnica del héroe verde de toda la vida…

Todas estas cosas hace 10 años me habrían vuelto loco, pero ser capaces de crear trampas para acabar con dos goblins que mueren de 3 espadazos y la posibilidad de cocinar mil recetas no va a hacer que salvar a Zelda sea más divertido ni va inventar nada nuevo.

zelda imagen filtrada

Ya cacé en Far Cry y Red Dead Redemption hace años, ya escalé en Assassin’s Creed todo lo que tenía que escalar, ya tuve mi mundo abierto y vacío en Darksiders 2… Nintendo siempre se ha caracterizado por crear cosas nuevas, algunas han salido bien y otras mal, pero hacer una mezcolanza de cosas vistas en juegos añejos y meterlas en un Zelda no es su estilo. Creo que Mario ha sabido adaptarse siempre a su época y redefinir un género marcando el camino a seguir por otros, Zelda me parece que perdió el rumbo en algún punto entre GameCube y Wii. Ah sí, Street Fighter V sigue sin funcionar.


Manu Mora

Que la conferencia de Sony fuese la que mejor fue en este E3 no implica que haya sido la compañía que haya ganado la feria ya que, para mi, su contenido ha sido bastante escaso. Sobre todo cuando vemos que la mitad de lo que ha presentado “en exclusiva”, son títulos multiplataformas, como Resident Evil 7.

Lo mismo pasó el año pasado con Final Fantasy VII Remake. Que un juego se presente en una conferencia no hace que esa compañía gane. Gana la desarrolladora del videojuego, está claro, porque es la que tiene que traernos esas novedades…. pero ¿la compañía que desarrolla el hardware? Ganará lo mismo que las otras compañías en las que sale el juego, como Microsoft o incluso Nintendo (si sale para NX).

Por eso me fastidia, y mucho, esta falsa ilusión de que una desarrolladora de hardware gana el E3 por mostrar títulos multiplataformas… y se acabó. No han presentado novedades en su sistema, no han anunciado mejoras en el catálogo [de harwdware] de PlayStation 4, nos han ocultado en este E3 Play Station 4 Neo y no nos han dejado tampoco mucha información de PlayStation VR.

Sí, EA y Bethesda me dejaron frío, pero aunque Sony me dejó con un buen sabor de boca en su conferencia, es la que más me ha decepcionado por que no “ganó” por ella misma, sino por que los otros han hecho sus deberes ellos se ha aprovechado para enseñarlos en su ratito.


Zebenzuy Duque

Ante la perspectiva comentada de ser Sony la única que propone un buen ritmo y catálogo, las otras quedan muy por detrás. Desde el ridículo a todos los niveles de Electronic Arts donde lo más curioso que se vio fue el porro de Snoop Dogg hasta la novatada que parece que fue el PC Gaming Show hasta arriba de contenido irreverente.

Eso por no nombrar la factoría de juegos en la que se ha convertido Ubisoft, pensando que vienen a Tomorrowland olvidando que son una compañía de videojuegos. Un catálogo mediocre (con la honrosa excepción de For Honor, que parece el único juego competente de los mostrados), un espectáculo que nada tiene que ver con la feria ni para una desarrolladora de videojuegos que cada vez desarrolla menos videojuegos.

pc gaming shod amd

Por lo demás, las filtraciones y la falta de contenido han dejado la feria en los huesos, y ante la falta de carne el estómago empieza a rugir. Las compañías, los medios y los jugadores tenemos que replantearnos la feria, porque está cambiando y no nos hemos adaptado a ella.