EA podría haber sido víctima de una estafa multimillonaria a través de FIFA

Parece que EA está en ciertos problemas financieros. Un grupo de hackers habría estafado a la compañía usando FIFA y los Fifa Coins. Qué daño hizo Aiden Pearce…

Problemas para EA. Al parecer, la compañía podría haber sido víctima de una estafa multimillonaria a través de FIFA, el juego de fútbol “rey” (aunque este año Pro Evolution Soccer se ha puesto las pilas) de consolas y PC.

El FBI piensa con mucha fuerza que un grupo de hackers (Ricky Miller, Nicholas Castellucci, and Eaton Zveare y el cabecilla, Anthony Clark) han robado millones de dólares a la compañía: esta misma mañana declarará Anthony Clark, el supuesto ladrón informático que ha defraudado a la compañía.

Al parecer, dicho hacker habría trabajado con otros tres compañeros para conseguir Fifa Coins, la moneda utilizada en Ultimate Team para conseguir jugadores, sobres etc. Estas monedas se venden bien en el “mercado negro”: mucha gente pudiente las compra para hacer más rápido sus equipos y construirlos a su antojo.

Estas ventas se habrían producido en Europa y China (quizá América no para no “cantearse”). Las cantidades ascenderían a 15 y 18 millones de dólares, una auténtica barbaridad. No me extraña que quisiesen tanto: con lo que cuestan Cristiano Ronaldo y Messi…

Los Fifa Coins sirven, como ya he dicho, para construir equipos. Es la moneda virtual del juego, para entendernos. Se pueden obtener por “méritos propios”, jugando partidos, vendiendo jugadores que no nos sirvan o tradeando (intercambiando elementos por un valor mayor del original).

Pero, como ya he dicho, también se pueden comprar. El procedimiento es legítimo: dos jugadores quieren hacer el intercambio. Uno paga con dinero real al otro y coloca un jugador de bronce a un precio elevadísimo. El otro, cuando recibe el dinero, compra ese jugador (que nunca utilizará) y las monedas llegarán al primero.

¿Cómo acabará todo esto? Miller se declaró culpable en octubre, y los coches lujosos y pisazos de Clark apuntan a que también tiene cierta implicación. Si es que Watch Dogs hizo mucho daño…