La fórmula mágica de Ubisoft sigue vigente, añadiendo algunos pequeños toques de RPG. Bienvenidos al post-apocalíptico análisis de Far Cry: New Dawn.

Si creíais que con el lanzamiento de Metro Exodus ya habíamos cubierto el cupo de desastres nucleares, estabais equivocados. Una de las sagas con más solera de la industria, Far Cry, nos trae su propia versión de un yermo que al final no lo es tanto. Preparaos para nuestro análisis de Far Cry: New Dawn para PlayStation 4.

Ubisoft tiene en Far Cry una franquicia que les da bastante rédito. Por ello es normal que sigan la explotando de manera anual. Lo malo es que esto puede terminar por desgastarla. Menos mal que parecen ser conscientes de ello y han tratado de añadir novedades a esta expansión independiente. ¿Serán suficientes, o la saga comienza ya a mostrar síntomas de agotamiento?

Las gemelas golpean dos veces

La quinta entrega de Far Cry ha pasado a ser una de las mejores sin lugar a dudas. Por ello y por primera vez en la franquicia, el juego que nos ocupa es una continuación directa de uno de sus finales. De hecho puede que del menos esperado de ellos, pues sucede tras una explosión nuclear que arrasa con todo el condado de Hope. Esta secuela tiene lugar 17 años después de dicho suceso.

Nos encontramos manejando a un capitán de una fuerza especial que viaja por el mundo para ayudar a la gente a comenzar de nuevo. Tendremos la opción de elegir tanto el sexo cómo el aspecto de este héroe. Mientras nos dirigimos en tren a auxiliar al condado de Hope, somos atacados por las némesis de esta ocasión. Esta vez, a falta de uno, serán dos las rivales a batir. Las gemelas Mickey y Lou tratarán de ponernos las cosas muy difíciles. Aunque no están mal, quedan un escalón por debajo de Joseph en cuanto a carisma.

análisis de Far Cry: New Dawn

Podremos personalizar a nuestro personaje.

¿Fallout: New Dawn?

En cuanto a la zona donde viviremos nuestras desventuras, parece que el tiempo transcurrido ha sido suficiente para que la vegetación florezca de nuevo y no quede apenas rastro de radiación. Esta quizá sea la mayor pega del título pues aunque la ambientación está muy lograda, no da la impresión de que haya sucedido una catástrofe de tal magnitud. Me explico.

LEER MÁS:  Swery retrasa The Good Life

Es cierto que nos encontraremos edificaciones consumidas por la naturaleza, armamento casero y ni rastro de ley alguna. También tendrá su toque survival, por lo que nos tocará rebuscar entre las ruinas y cadáveres para conseguir balas o materiales con los que crear nuevas armas y vehículos. Pero en ningún momento nos da la impresión de que vayamos a estar escasos de ellos. De hecho a nada que exploremos es muy probable que nos sobren.

Esto tiene su parte buena y su parte mala. Lógicamente hace que la obra sea muy jugable, al igual que el resto de la saga. Pocas veces tendremos que contar las balas, y a poco que rebusquemos conseguiremos los materiales que nos permitan crear mejoras en nuestra base. Pero los que busquen una experiencia de supervivencia similar a Fallout 4 no la encontrarán aquí. Por contra, a los que les guste Far Cry, se sentirán como en casa pues viene a ser lo mismo que en la anterior entrega. Aunque eso sí, viene con algunas novedades que tienen potencial.

Cuida tu hogar

Como habéis podido leer unas líneas más arriba, tendremos un pequeño asentamiento que podremos ampliar llamado Prosperity. Esta zona segura, dispone de varias ubicaciones como un garaje, el banco de trabajo, la enfermería o el laboratorio de explosivos. Cada una de ellas podrá ser actualizada varios niveles. Para ello deberemos conseguir Etanol. Podremos hacerlo liberando los diferentes puestos que hay desperdigados por el mapa, o robando los camiones cisterna que portan nuestros enemigos. Esto nos permitirá acceder a mejores armas y vehículos, mejorar nuestros pistoleros a sueldo o tener acceso a nuevas expediciones.

Estas últimas son de una de las grandes novedades de Far Cry: New Dawn. Se trata de niveles opcionales que tienen lugar fuera del Condado de Hope y en las que obtendremos mejores recompensas y materiales más raros. Aunque el objetivo de estas es siempre idéntico, sus localizaciones tienen mayor variedad. Viajaremos a un viejo puente en el desierto, la cárcel de Alcatraz o un parque de atracciones. Habrá siete diferentes, y al igual que el juego principal, se podrán jugar en modo cooperativo.

Además, una vez terminadas se podrán repetir cuanto queramos, subiendo la dificultad de los enemigos y su recompensa. Y esta es otra de las novedades que nos trae Ubisoft, pues los enemigos tendrán distintos niveles como si de un RPG se tratase. Cierto es que todo se representa de modo más básico que en un juego de rol. Únicamente habrá cuatro niveles distintos, pero es suficiente para que los combates tomen otro cariz.

LEER MÁS:  Ya tenemos el primer gameplay de Vampire: The Masquerade - Bloodlines 2

RPG ligero

Lógicamente esto implica que nuestro personaje también pueda actualizarse con nuevas mejoras. Del mismo, modo nos tocará crear armamento superior si queremos tener alguna posibilidad. Esto no significa que con armas de nivel uno no podamos acabar con enemigos de mayor nivel, pero les ocasionaremos bastante menos daño y gastaremos muchas más balas.

Por si con eso no bastase, nuestro personaje podrá adquirir diferentes talentos que nos ayudarán en nuestra aventura. Abrir cerraduras, más ranuras para armas, poder llevar mayor cantidad de balas u objetos o aguantar mejor la respiración son algunos de estos ejemplos. No estamos ante algo especialmente profundo, pero se agradecen estos detalles

Mejor mal acompañado que sólo

De todos modos tampoco estaremos solos. Al igual que en Far Cry 5 tendremos a los pistoleros a sueldo, aunque a diferencia de la anterior entrega únicamente nos podrá acompañar uno. Lo bueno que tienen estos personajes, es que cada uno de ellos viene con sus propias habilidades y personalidad diferenciadas. El ejemplo más destacable es sin duda el de Yaya, una entrañable anciana con un talento letal para usar el rifle de francotirador. Además entre ellos veremos muchas caras conocidas de la quinta entrega.

¿Y todo esto para qué nos sirve? Pues para para hacer lo que hacemos habitualmente en la saga. Movernos con total libertad por un enorme mapeado (aprovechado de la precuela) mientras cazamos, recolectamos y terminamos con todos los enemigos que nos salgan al paso. Y al igual que en Far Cry 5, existirán diversos puestos controlados por nuestros rivales.

análisis de Far Cry: New Dawn

Ahí donde la veis, Yaya es una letal francotiradora.

Yimkana nuclear

La novedad en ellos serán los diferentes niveles que tendrán. En la práctica esto significa que una vez conquistados tendremos dos opciones. Podremos quedárnoslos y usarlos así como puntos de viaje rápido o saquearlos para conseguir más Etanol. Si elegimos la segunda opción, nuestros enemigos recuperarán estos enclaves y nosotros tendremos la opción de volver a recuperarlos para conseguir de nuevo la recompensas. Eso sí, al igual que en las Expediciones subirá la dificultad y el nivel de los saqueadores.

LEER MÁS:  Alien Soldier en SEGA Mega Drive Mini estará disponible en Asia

Otras interesantes ubicaciones repartidas por Hope, serán los escondites del Tesoro. Recordemos que estos aparecieron por primera vez en la anterior entrega. Una vez hallados, nos tocará resolver un pequeño puzle para conseguir acceder a ellos. No es que sean excesivamente complicados, pero se agradece tener que usar un poco el coco entre tanto disparo. En ellos encontraremos bastantes materiales y tres puntos en forma de revistas, para invertir en nuevos talentos.

análisis de Far Cry: New Dawn

A veces tocará resolver algunos puzles aunque sin demasiada dificultad.

Un yermo espectacular

Por último gráficamente estamos ante una obra muy competente. Al igual que su predecesor, se vuelve a dar uso de una versión modificada del motor Dunia. Esto se traduce en unos modelados muy buenos y una iluminación muy lograda. Además a eso le unimos un diseño artístico muy interesante, con los entornos devorados por la naturaleza o edificaciones en ruinas. Sí que es cierto que como futuro apocalíptico quizá sea excesivamente colorido. Pero es un rato bonito de ver.

En cuanto al apartado sonoro y musical, cumple de sobra en cuanto a los sonidos del bosque o de los animales. También en cuanto a las armas y vehículos. Destacando aquí las emisoras de radio que se pueden escuchar mientras conducimos. Tenemos aquí dos estilos muy diferenciados. Por un lado tenemos está la que mayormente escuchan nuestros enemigos, compuesta principalmente por temas de Rap y Trap. Y de otra parte, existe un dial mucho más animado en el que predomina el Pop Rock.

análisis de Far Cry: New Dawn

A nivel gráfico el juego cumple con creces.

Conclusiones

Sin haber pasado un año desde la salida del anterior título, nos encontramos con otra entrega no numerada pero que continúa de manera directa los hechos transcurridos en Far Cry 5. Aunque todo nos resultará muy familiar y las bases jugables serán casi idénticas, viene con unas cuantas novedades que tienen potencial para revitalizar la saga. Gráficamente sigue rayando a muy buen nivel, y se mueve de manera muy fluida en PlayStation 4 Pro. Eso sí, los que busquen aquí un juego de supervivencia al estilo Metro Exodus o Fallout no lo encontrarán.

Allons-y!