Emilia Clarke rechazó el papel protagonista de 50 Sombras de Grey

Emilia Clarke, nuestra querida Khaleesi y Madre de Dragones en Juego de Tronos, podría haber dado un giro bastante gordo a su carrera, ya que le ofrecieron interpretar el papel protagonista de 50 sombras de Grey, el éxito literario y cinematográfico de los últimos años. Sí, Emilia podría haber sido Anastasia Steele, pero, ¿qué le llevo a rechazar un papel que le habría hecho ganar una pasta increíble? Pues, aunque no lo creáis, fueron las escenas de desnudos.

Si hacéis memoria, Emilia Clarke ya ha salido en pelota picada en Juego de Tronos unas cuantas veces, además de en alguna obra de teatro de Broadway, así que no tendría sentido que rechazase el papel por algo así. Resulta que la actriz británica declaró hace un tiempo que nunca más se desnudaría en la pantalla ni en ninguna parte, así que obviamente esta película era incompatible con su decisión. Se llegó a reunir un par de veces con Sam Taylor-Johnson, la directora, y estuvo a puntito de firmar el contrato pero no se sintió cómoda con tener que aparecer desnuda (integralmente) en la mayor parte de la película.

Esto es lo que contó al medio The Hollywood Reporter:

He hecho escenas desnuda antes y estaba preocupada de ser etiquetada por volverlo a hacer. No me arrepiento

Vamos, que no quiere que la conozcan por ser esa actriz que se desnuda en todas sus series y películas, prefiere que reconozcan su trabajo como actriz. También existe la teoría de que vio el guión y huyó por patas antes de firmar nada, y se inventó esta excusa sobre la marcha, que todo puede ser…

La próxima película en la que veremos a Emilia Clarke será en Terminator Genisys este verano, interpretando a Sarah Connor, y este mes de abril la veremos retomando su papel de Daenerys Targaryen en la quinta temporada de Juego de Tronos.

Fuente: IGN