Un millón de dólares por un equipo profesional de League of Legends

Rick Fox, exjugador de la NBA, ha pagado un millón de dólares por el equipo profesional de League of Legends Gravity Gaming. Actualmente, el equipo juega en la LCS norteamericana.

El equipo, bajo el nuevo propietario, va a cambiar de nombre, como suele ser habitual en este tipo de situaciones. A partir de ahora se llamará Echo Fox, muestra de que el nuevo dueño tiene una necesidad de ego demasiado brutal. Que está bien que le quieras cambiar el nombre pero, ¿ponerle el tuyo? Joder.

Gravity Gaming entró este año en la LCS norteamericana y logró quedar en la mitad superior de la tabla en los splits de primavera y verano, quedando 4º y 5º, respectivamente.

Lo de League of Legends cada día me sorprende más. Ya más o menos entre Riot y Valve pues me había acostumbrado a los premios millonarios en las finales del mundo de los MOBA. Pero en lo que todavía no me había fijado es en la cantidad malsana de dinero que se mueve más allá de eso. Si por un equipo medianamente nuevo como Gravity Gaming se puede pagar un millón de dólares no me quiero imaginar lo que tienen que valer equipos con más recorrido y capacidad de ganar como Cloud 9 o Fnatic.

Cada vez los eSports se van pareciendo más a los deportes tradicionales. Y eso es bueno.

Fuente: Polygon