Eventos - RetroMadrid 2013

Probablemente, ni los propios organizadores sabían la que iban a liar. RetroMadrid 2013 se ha celebrado este fin de semana en el Matadero de Madrid, todo por cortesía de la Asociación de Usuarios de Informática Clásica, AUIC. Pueden estar bien contentos porque las colas y el aforo en el que casi no se podía ni andar hablaban por sí solos.

ARTÍCULO RETROMADRID

Salvo el problema del espacio, la feria RetroMadrid ha tenido de todo un poco y ha dejado buen sabor de boca a los asistentes. La tradicional exposición de consolas de sobremesa y portátiles también estaba presente con máquinas de tiempos en los que algunas ni siquiera habíamos nacido. Aparatos tanto japoneses como europeos, de marcas como Sega, Nintendo, Panasonic, Sinclear, Atari… Juzgad por vosotros mismos y contad las que habéis tenido o al menos, reconocéis:

retromadrid-comprasLo más peligroso, los expositores donde se podían comprar ejemplares de videojuegos de todo tipo como el primer Sonic de Dreamcast, consolas japonesas para cartuchos de la Genesis, mandos… También podías llevarte tu personaje preferido en forma de merchandising hecho de hamas, en pendientes, llaveros camisetas… e incluso las propias máquinas recreativas por módicos precios de unos 500€ o 700€ (y sí, se colgó algún cartel de “VENDIDA”).

Cierto es que algunos títulos son ya reliquias y difíciles de encontrar. Algunos ejemplares incluso no tenían ni caja de lo antiguos que eran. Pero en cuanto a precios, está claro que cuanto más atracción, fama y afluencia genere, más nivel de sablazo irá aumentando. Era fácil ver títulos no tan antiguos de PS2 por unos 30 o 40 euros.

En estos mismos expositores bien podías sentarte a echar una partida como la demo del Sonic del E3 de un tiempo remoto, un Space Invaders, un Street Fighter, un Shenmue, un Pier Solar (ese que está dispuesto a ser remasterizado por Kickstarter) y un sinfín de opciones en todo tipo de máquinas.

Si en uno de estos puestos para jugar, tenías suerte y era el momento de la competición, podías ganar algún regalito venciendo a dos o tres adversarios. Se pudo jugar a Outfoxies a través de un emulador y un mando compartido que bien podía servir de mesa directamente, a ChuChu Rocket, Virtua Striker II, Pix Frogger, la recreativa Maldita Castilla o Crazy Taxi entre otros juegos.

Como si de un salón de juegos se tratara, las máquinas recreativas eran también una de las grandes atracciones de RetroMadrid 2013. Si os acordáis de aquellas máquinas, podía ser habitual encontrar un armatoste gigante de estos anunciando un juego muy molón con un cartucho interno de otra cosa diferente, por lo que la sorpresa estaba asegurada. Así era efectivamente aquí. Algunas de las máquinas no correspondían con el juego real y era todo un misterio acercarte a una de ellas. No por ello ha sido menos divertido, jugando, por ejemplo, a Ghosts’n Goblins en una caja de Tron. Tampoco podía faltan algún que otro pinball, unos míticos de los salones recreativos.

Y para ponerle el punto intelectual y pedagógico al fin de semana, un concierto de apertura y varias mesas redondas y charlas muy interesantes como “Lo que siempre quisiste saber y no te contaron sobre la historia de las consolas” dada por Pablo Avilés de la Asociación de Usuarios de PC, Internet, Videojuegos y Arcade (ASUPIVA); las mesas redondas “MSX, más que un estándar“, “Grandes máquinas nunca mueren” o la conferencia “Retroindies castellanos“.

El cierre del fin de semana retro se ha hecho con un el Premio RetroMadrid en homenaje a Abadía del Crimen y entregado a la familia de su creador, Paco Menéndez. Fue considerado uno de los mejores programadores de videojuegos en la época. Abadía del Crimen se estrenó en 1987 bajo la compañía Opera Soft y se basaba en El Nombre de la Rosa de Umberto Eco.

Esperamos que tras la afluencia de este año, la próxima edición pueda contar con un espacio adecuado para todo los nostálgicos y retroaficionados que quieren acercarse a rememorar tiempos pasados.