Expomanga 2012: Madrid se viste de manga

Las Influencias niponas van marcando tendencia en nuestro País. Así lo ha demostrado Expomanga en su XI Edición Internacional del Manga y la Cultura Oriental celebrado en Madrid el primer fin de semana de mayo. Más de 30.000 personas han pasado por el Palacio de Cristal de la Casa de Campo para empaparse del Noveno Arte teñido de manga.

 

Son 10.424 kilómetros los que separan a España de Japón, siete horas de diferencia horaria y una cultura considerablemente distinta. Sin embargo, todo lo relacionado con Oriente está cada vez más de moda entre los occidentales, sobre todo cuando se trata de temas como el cómic, las series de televisión o el videojuego.

“Expomanga no sólo se presenta como un salón de ocio sino como un salón cultural”. Sara García, responsable de comunicación de este evento, señaló que apuestan por la cultura en todo momento, “No sólo somos un salón de manga. Las diferentes actividades que lo acompañan así lo demuestran. Somos cultura”. Y deber ser que esta cultura gusta porque el crecimiento y aceptación por parte del público español en estos eventos es desorbitado. Tal es la afluencia de fans que este año han tenido que ampliar las instalaciones con 8.000 metros cuadrados más que el año  anterior. Para así, poder albergar stands y actividades de diferente índole. Las más representativas, sin duda alguna, han sido los concursos de karaoke y cosplay. Siendo también de gran importancia las proyecciones, la ceremonia del té, tiro con arco y el concierto de tambor Taiko. Todo ello con la colaboración de la embajada Japonesa en España.

La otra cara de Expomanga

Otro de los objetivos principales de Expomanga es dar la posibilidad a los adeptos del cómic de coincidir con los autores de este Noveno Arte. Este año, se brindó la oportunidad de conocer a dos grandes figuras del manga internacional. Por un lado Satoru Nakamura, conocido por su trabajo como Director de Animación en la serie de Ghost in the Shell, y por otro lado Tsuneo Sanda, artista que para muchos no necesita presentación gracias a su labor para el universo creado por George Lucas en torno a la saga y los personajes de la Guerra de las Galaxias. Además, según Silvia, no debemos olvidarnos del manga español  ya que “está cobrando mucha fuerza” y es por este motivo por lo que la exposición contó con muchísimos autores de nuestro país que pudieron atender a sus lectores, responder preguntas y firmar autógrafos.

Carlos Azaustre no dudó en firmarnos el primer tomo de Pardillos

Un claro ejemplo es Carlos Azaustre, madrileño de nacimiento que se embarcó en el mundo del cómic en el año 2005 y que consiguió hacerse con el premio Fanzine Ojopapel en el 2007. Se consolidó como el Padre de Pardillos, cómic que parodia la serie de Perdidos y que fue premiado en 2009 como mejor cómic online. Tras finalizar cada temporada se editaba en papel. Carlos presentó su último trabajo, el último tomo de pardillos (6ª temporada) en esta exposición y se mostraba realmente contento. “He conseguido vender más de 30.000 ejemplares con los cinco primeros trabajos y el sexto aquí lo tenéis”. Carlos es un ejemplo claro de trabajo y dedicación, financiando sus proyectos mediante Verkami, aportaciones monetarias de los seguidores del cómic. Su carrera profesional en este mundo dará mucho que hablar, por este motivo GuiltyBit no olvidará su nombre. Como Carlos podemos encontrar a muchos otros españoles que dedican tiempo a la afición del dibujo, tales como Dani Alarcón, Lolita Aldea, Nacho Arranz, Mike Bonales… Estos se encuentran detrás de todo, son los verdaderos artífices de este arte y los que están delante se proclaman como la otra cara del Cómic: los Cosplays.

Angela de Guilty infiltrada en el grupo. ¿Quien soy?

Muchos de vosotros nunca habréis oído hablar de lo que es un cosplay y para llegar a una definición acertada podríamos decir que no es un simple disfraz, no es una simple interpretación de un personaje. Ser un cosplayer es un estilo de vida. Muchos de los jóvenes de nuestro país se gastan mucho dinero a la hora de elaborar las prendas que llevan sus personajes favoritos del cómic y, muchos otros dedican tiempo ilimitado para elaborarlos ellos mismos. En Expomanga pudimos ver que el concurso de Cosplay tuvo un éxito rotundo y, además de esos fabulosos trajes, todos los que allí estuvieron pudieron disfrutar de actuaciones emocionantes y divertidas y de grandes voces que cantaron las últimas novedades de las series del manga en el concurrido Karaoke. Es imprescindible nombrar también la participación estelar del grupo Seiwa Taiko con una celebración al más estilo oriental. El Pabellón de la Casa de Campo vibró, con la misma intensidad que el año anterior, al son de los tambores nipones e introdujo a todos los asistentes en la magia que desprende el Japón antiguo. Tampoco pasamos por alto la exhibición de artes corporales chinas como Tai Chi, Kung Fu y el Chi, recordando una vez más la tradición oriental basada en los principios médicos, energéticos y filosóficos. Asimismo, las conferencias de “los grandes del manga y el manga shojo” relataron la historia desde los primeros mangakas hasta nuestros días y se consolidó como una charla-coloquio realmente interesante. Definitivamente, Expomanga es un evento cultural en todas sus vertientes. Los stands, las exposiciones, los concursos, exhibiciones, firmas de autores… todo engloba un conjunto de tradición al más estilo nipón que acerca a todos una visión cercana de este mundo y deja un fin de semana en Madrid vestido de manga.