Far Cry Primal - Análisis Xbox One

Desde su presentación hasta la llegada de este análisis, Far Cry Primal no ha dejado de generar noticias. Muchos esperaban con ansia una adaptación de la saga Far Cry al mundo prehistórico, mientras que otros sospechaban de las carencias de una saga con cuatro entregas. Hechos como tener el mismo mapa que Far Cry 4 no ayudaba a ganar adeptos, pero una vez ha llegado al mercado, las impresiones han cambiado. Y con razón.

10 000 antes de cristo, somos Takkar y debemos agrupar y liderar la tribu Wenja, en peligro de desaparición por los ataques de salvajes caníbales. Como líder, debemos investigar la región de Oros, rescatar a todos los miembros Wenja que podamos, y  hacer crecer la tribu. A medida que vayamos agrupando a más personas, más crecerá la tribu y más recursos nos aportarán por su cuenta.

En el territorio de Oros hay, además, una serie de virtuosos (cazadores, chamanes…) a los que tendremos que ir a convencer para que se unan a la causa. Una vez estén con nosotros, desbloquearemos habilidades que de otra forma sería imposible aprender, aumentando así nuestras posibilidades en combate.

Far Cry Primal análisis xbox one

Otro punto fuerte de Far Cry Primal es la relación que se mantiene con los animales. Una vez hemos avanzado unas pocas horas de historia, logramos la famosa habilidad de domar a las bestias. Es un proceso sencillo, basado en lanzar cebo, esperar a que la bestia en cuestión se ponga a comer y aprovechar para ponerla de nuestro lado con un movimiento de manos un tanto extraño. Una vez esté de nuestro lado, podremos utilizarla para atacar a enemigos u otros animales, además de aprovechar las propias habilidades que cada animal posea (como el marcaje automático de enemigos). Eso si, debemos cuidarla, sanándola e incluso reanimándola si cae en combate. Acariciarla no sirve de nada, pero la mirada que te echan es tan bonita que merece la pena perder ese par de segundos.

Los animales son una variante de los ya vistos en anteriores entregas y los habrá pacíficos o que tratarán de hacerte su menú del día si te ven. Son más necesarios que nunca pues, junto con madera, piedra y plantas, será lo único que tengamos para fabricar utensilios, lo que nos obligará a salir de caza más de una vez.

Far Cry Primal análisis xbox one

Far Cry Primal goza de un extenso mapa (extraído directamente de Far Cry 4) con miles de cosas por , en este caso, redescubrir. Es fácil que llegue la noche y uno se percate de que se ha pasado el día yendo de una ubicación a otra por el mero hecho de saciar su curiosidad. Y cuando cae la noche, la sensación de desamparo y hostilidad que genera el juego es indescriptible.  Porque hay que recordar que en Far Cry Primal no contamos con la tecnología punta de anteriores Far Cry. Estamos en la prehistoria, con los utensilios justos para defendernos y rodeados de bestias y enemigos salvajes. Si a eso sumamos el brillante trabajo realizado con la oscuridad, nos deja un panorama que pocos survival logran hoy en día.

Far Cry Primal se divide en misiones principales y secundarias. Las primeras no encuentran el punto medio entre las geniales y las meramente pasables, por lo que nos veremos disfrutando de una alocada misión y a renglón seguido, deseando que acabe la siguiente debido a su falta de originalidad. Las segundas se centrarán en rescatar o escoltar a diversos miembros, entre otras acciones de pequeño calado.

Far Cry Primal análisis xbox one

A lo largo del mapa se sucede una serie de eventos aleatorios (llegando a ser misiones secundarias cortas), por lo que el viaje rápido queda en segundo plano ante tanto entretenimiento. Para descubrir nuevas zonas debemos liberar tanto los conocidos puestos como quemando atalayas. De este modo, los Wenja avanzan, la población crece y el desarrollo de la tecnología (primitiva) continúa.

El abanico de armas es curiosamente suficiente. En nuestro haber disponemos de mazo, arco y lanza, pero podemos llegar a crear hasta bombas de abejas con las que acabar con grupos de enemigos. Las armas se distribuyen en el ya clásico sistema circular para poder realizar cambios rápidos. El sistema de combate prima el ser sigiloso (aunque al mismo tiempo es el sigilo peor implementado de todos los Far Cry) y acabar con los enemigos a flechazos, que ir cuerpo a cuerpo.

El enfrentamiento directo es tedioso, repetitivo y mareante. No hay apenas opciones ofensivas, es fácil perder de vista al objetivo y no saber por donde te vienen los golpes. Todo ello contando con que debemos movernos rápido, ya que los caníbales atacan en manada. Una pena, pues esperábamos más de este aspecto, ávida cuenta de que las armas de fuego no pueden aparecer por mero rigor histórico.

Far Cry Primal análisis xbox one

Gráficamente, Far Cry Primal no redescubre el género, pero Dunia Engine vuelve a mostrar un trabajo notable, sobre todo en lo que al paisaje se refiere. La fauna queda un tanto escasa y el modelado de enemigos y miembros de la tribu es repetitivo y poco original en sus variaciones. Los animales, aunque gozan de algo más de detalle, siguen quedando algo pobres en un juego en el que se les supone más protagonismo.

No puedo acabar este análisis sin mencionar el excelente idioma prehistórico que Ubisoft se ha sacado de la manga, el cual logra dotar a cada personaje de un extra de carisma. El doblaje en dicho idioma está plagado de matices que separan y diferencian a cada virtuoso. Como es normal, el idioma español solo viene mediante subtítulos. El apartado sonoro bebe mucho de anteriores entregas, pero por fortuna va muy a la zaga del escenario selvático prehistórico. La música en combate es arolladora y potente, pero con escasa originalidad.

Far Cry Primal nos plantea una interesante historia con los suficientes alicientes para completarla. Ver crecer el poblado Wenja, domar y disfrutar de grandes bestias, y recorrer la selva con una sensación de peligrosa soledad son las señas de identidad de un titulo sorprendente y de calidad. Far Cry primal aprende de los errores de anteriores entregas, haciendo un título más disfrutable, cómodo y fluido. Sin necesidad de un probablemente innecesario modo multijugador online, Far Cry Primal nos lleva al inicio de nuestra existencia. Merece la pena vivirlo.

Far Cry Primal - Análisis Xbox One
Fluidez y comodidad en el desarrollo.Catálogo de armas suficiente.Sobresaliente implementación de las bestias.Remarcable sensación de soledad y desamparo .Historia interesante y efecto motivador del crecimiento de la aldea.
Combate cuerpo a cuerpo repetitivo y confuso.Sigilo mal implementado, prácticamente inutilizable.Aunque completo, mismo mapa que Far Cry 4.Fauna, flora y modelado de personajes son gráficamente correctos.
8.3Con Primal empezó todo
Historia8
Jugabilidad9
Gráficos8
Sonido8
Puntuación de los lectores 0 Votos
0.0