FIFA 17 cambia de motor gráfico y se pasa a Frostbite

Nos enteramos del paso adelante que Electronic Arts pretende dar con FIFA 17, pues el simulador de fútbol por excelencia planea cambiar su motor gráfico al potente Frostbite de DICE. Según indica el portal Game Informer, la ambiciosa EA quiere utilizar “una tecnología única para todos sus juegos”, tal y como lo dijo su vicepresidente ejecutivo, Patrick Soderlund.

El motor Ignite, su actual framework para desarrollar títulos deportivos, dejaría de usarse en FIFA a partir de la próxima entrega, para más adelante realizar el salto paulatinamente en sus otros juegos como Madden NFL 17, NHL 17 y NBA Live 17. Dicho así, parece que FIFA se va a ser el “conejillo de indias” de EA Sports.

También es cierto que FIFA no es el primer juego de deportes con Frostbite en sus entrañas, pues el año pasado pudimos ver como Rory Mcllroy PGA Tour ya hacía uso de él, aunque sin muchos alardes gráficos.

Frostbite se está usando en la actualidad para desarrollar los futuros Mirror’s Edge Catalyst o Battlefield 1, pero ya podemos ver sus virtudes y bondades en juegos como Star Wars: Battlefront o Dragon Age Inquisition entre otros.

FIFA 17 cambia de motor gráfico y se pasa a Frostbite

Andrew Wilson, CEO de Electronic Arts, no ha querido dar muchos más detalles sobre FIFA 17, más allá de vendernos hype con la siguiente declaración:

“FIFA 17 ofrecerá un salto adelante tanto en la personalización como en la inmersión y competición”

Lo que está claro es que las posibilidades de modelado de jugadores y físicas del juego se verán mejoradas de manera notable, algo que quizás sea necesario para rivalizar con su más antiguo competidor, el futuro Pro Evolution Soccer 2017 de Konami.

Seguro que el cambio le viene genial para lograr un mayor realismo y aumentar el detalle que parecía haberse quedado estancado desde hace años, pero eso ya lo veremos.

¿Qué te parece la decisión de Electronic Arts con el cambio de motor?