Tras el varapalo de la primera versión de Final Fantasy XIV, seguramente ni en los mejores sueños de Square Enix podrían haber imaginado la buena acogida inicial que ha tenido A Realm Reborn. Tras una demanda inicial sin precedentes, la desarrolladora se ha visto obligada a retirar la venta digital del juego desde el pasado 28 de agosto. Afortunadamente, parece que el problema ya está resuelto.

final-fantasy-xiv-realm-reborn

La nueva Eorzea amplía su aforo y vuelve a estar disponible para su compra

Koch Media, distribuidora del título en cuestión, ha informado de la reapertura del juego en su versión digital, y es que al parecer, se ha realizado un importante mantenimiento a los servidores y ya si están más que preparados para albergar a los nuevos jugadores de cualquier parte del mundo.

Así que ya sabéis culpables, ahora no hay excusa para lanzarnos a disfrutar de aventuras en este una vez más “Reino Renacido”.

Fuente: Nota de prensa