Final Fantasy XIV presenta a Leviathan

El próximo parche 2.2 será el próximo evento que llegará este mes a Final Fantasy XIV: A Realm Reborn va a ser el protagonista de la próxima carta al director el 21 de este mismo marzo en la que los frikis más frikis podrán preguntarle a los desarrolladores cositas sobre lo que traerá el parche. Si no lo visualizáis imaginaos el capítulo de los Simpson donde aparece Xena. Más o menos eso.

Esta carta se podrá ver a través de youtube, niconico o twich el próximo 21 de marzo a partir de las 11:30 hora española y versará (vamos a ponernos finos) sobre las nuevas misiones de las tribus bestia, los Sahagin y los Kobold, que se suman a los Sylph y los Amal’ja para dar por saco cada día

Volveremos a ver la subtrama de Hilibrand y la aparición de Gilgamesh, a ver si podemos averiguar qué pinta aquí este espadachín que ya se ha recorrido varios Final Fanasy, así como la inclusión del sistema de glamour, que permitirá cambiar la apariencia de nuestro equipo.

También se dará información acerca de las nuevas funciones de nuestros criados (retainers), a ver si por fin nos dan uno más, que los jugadores con síndromes varios no tenemos espacio ya en las mochilas y cajas del juego.

Si os apetece plantearle una preguntita a esta peña, pasaos por el foro y postead sin miedo. Otra cosa es que os respondan.

Aparte de todo esto ya se han podido ver más imágenes tanto del escenario como del propio primigenio (primal) Leviathan, que será conocido como The Lord of the Whorl (el señor de los remolinos) y aparecerá por invocación de la tribu de los Sahagin. Leviathan, como ya se anunció, será un primar a batir en nivel difícil y extremo, no estando incluido en el circuito de los “normales”, aunque sí será una misión de historia. En el modo difícil deberemos de acceder a él en una Full Party en The Whorleater después de completar la misión “Into the heart of the Whorl“. Para el modo extremo… ya se verá. Eso sí, ya han avisado que será el más difícil de todos los primigenios (primals).

El señor de los remolinillos