Final Fantasy XV, la invocación de la sensual y gélida Shiva

Noctis recibe la ayuda de Shiva en varias ocasiones y posiblemente sea la invocación más poderosa de Final Fantasy XV. La dama de hielo no va con tonterías a la hora de terminar con sus enemigos.

Después de la llegada de Bahamut, Shiva también hace acto de presencia en un combate muy difícil para Noctis y compañía. A diferencia de Bahamut, la dioss de las nieves aparece más veces en el juego prestando su ayuda. Su poder gélido es tan aterrador, tan requetepoderoso que termina con los enemigos de un solo golpe.

Pero por otro lado, Shiva tiene otra animación en la que puede aniquilar a todo lo que hay por los alrededores. Por ejemplo: Estaba haciendo una misión secundaria de recoger gemas cuando de golpe vienen dos naves imperiales repletas de enemigos. A la fiesta se unen los “lobitos” que suelen pulular por el mapa siempre en manada. Pese a que ya me he pasado el juego, hay momentos en los que tanto enemigo te puede complicar las cosas, y es cuando las invocaciones pueden hacer acto de presencia. Pulso L2 y de forma random (porque no sé como va esto de las invocaciones y porque aparecen) aparece Shiva para terminar con todo. Acaba con la vida de los imperiales, lobos y además con todos los animales que hay a cientos de metros. ¡Una puta masacre! Lo bueno es que gracias a ella me llevé un buen puñado de experiencia.

Si no os queréis tragar un spoiler os invito a no ver el vídeo siguiente, pues se trata de un enfrentamiento final en el que Shiva aparece y termina con todo de forma muy chula. Lo curioso es que he visto otros vídeos de jugadores y en este punto aparece otra invocación. Hay vídeos en los que Leviatán nos ayuda, y otros donde Titán hace acto de presencia y lanza una “piedra pequeña”.

Aun así me parece mucho más “bello” la forma que tiene Shiva de atacar a sus enemigos. La primera vez que aparece y ayuda a Noctis también hace una cosa a un enemigo muy chula, pero eso ya no lo cuento.