Firma Invitada: MarkAstur

Ex-redactor de ZonaBlade y creador Estupidez Digital, @MarkAstur es un jugador de la vieja escuela que siempre está dispuesto a aportar su divertida visión sobre los asuntos de actualidad. Amigo de la redacción de GuiltyBit, siempre está dispuesto a echarnos una mano. Grande!

Ya son unos 6 años los que llevamos de la presente generación de consolas, una generación en la que hemos sufrido el advenimiento de los juegos casuales y por desgracia el paulatino retroceso de los juegos más hardcore e intensos para aquellos jugadores que hicimos grandes a las consolas. En la presente generación hemos descubierto los sensores de movimiento que nos hacen sudar, saltar, parecer la persona más ridícula que ha pisado la faz de la tierra y que nuestros vecinos tengan un odio exacerbado contra nuestra persona. También hemos sufrido garrafales errores de diseño como esos sobrecalentamientos de la Xbox 360 que provocaban unas simpáticas luces rojas o los preocupantes fallos en la seguridad de las consolas como en el caso de PlayStation Network.

Elige tu bando y lucha, fanboy!!

Pero ante todo lo expuesto, esta generación de consolas ha servido para que los llamados Fanboys/girls salgan de sus cuevas para medir la longitud de sus…. mandos.

Desde que las consolas son consolas y desde que los jugones somos jugones ha existido el fenómeno Fanboy. Muchos recordamos aquellas épicas tardes de verano sentados en el banco del parque comiendo pipas y discutiendo sobre que consola era mejor, si Nes o Master System. Aquella ancestral guerra entre Nintenderos contra Segueros siempre quedará en el recuerdo de los que la vivimos, y esa lucha entre los dos grandes iconos de las compañías, fontanero gordo bigotudo que parece sacado de una mala película porno de los 80 contra un rápido erizo azul que viola todas las leyes de la evolución darwiniana.

Ahora el fenómeno fanboy se desliga del mero entretenimiento para menospreciar, burlarse y reírse de un hardware que no es el suyo, simplemente por eso, no ser el que tienen ellos sin presentar lucha ni un argumento sólido que demuestre un PÓ QUÉ -inserte un Mourinho aquí- . Siguiendo el sectario argumento de “lo mío es lo mejor por ser lo que escogí”.

Si recuerdas esta lucha, es que ya eres talludito

Para un fanboy, la adoración por SU consola es más que una obligación, roza un nivel enfermizo ya que considera una obligación ir a las cruzadas videojueguiles para defender su máquina. Es por ello que no sólo va a defender su consola ante los bárbaros infieles sino que intentará captar y lobotomizar a todo el que pueda con sus ideales consoleros. Cuando un fanboy visita un foro, automáticamente se convierte es una de las especias más repugnantes de los mismos, se convierte en el típico troll cegado por su religión jugosa.

Los fanboys rechazan cualquier tipo de debáte lógico y con argumentos para pasar directamente a las descalificaciones e insultos personales, ya sea a nuestra consola o a nuestra persona. Cuando estos argumentos se terminan, por lo general pronto porque tienen un coeficiente reducido por causas naturales, empiezan a bociferar, a proferir ruidos guturales y a sacar espuma por sus bocas. Para ser un fanboy sólo necesitas ser limitado mentalmente.

Está claro que todos tenemos nuestras preferencias consoleras, pero también debemos reconocer los errores que tienen y admirar las virtudes de las otras consolas. Tened en cuenta que la competencia entre compañías beneficia mucho al usuario final.

Y recordad, amigos de GuiltyBiy: ¡¡¡NO ALIMENTÉIS AL FANBOY!!!