Consiguen ejecutar Flappy Bird en un cigarrillo electrónico

Flappy Bird está llegando a lugares y haciendo cosas que muchos de nosotros preferiríamos no saber, como que han conseguido ejecutarlo en nada más y nada menos que un cigarrillo electrónico. Sí, uno de esos aparatos que echan vapor en vez de humo y que son tan del año pasado.

No lo digo porque nos haga daño a la vista o a nuestra integridad emocional, pero pensar en el hecho de que alguien gaste su tiempo en conseguir portar el jueguecito de marras a un “dispositivo” de estas característicases, cuanto menos, deprimente. Sobre todo viendo la cantidad de tiempo libre que me queda al final del día.

El autor de esta “hazaña” ha sido Balázs Bánk, un desarrollador húngaro que, en su canal de YouTube, ha colgado el siguiente vídeo.

El dispositivo en el que lo ha conseguido “instalar” ha sido en el eVic-VTC Mini, un cigarrillo electrónico que deja en bragas a algunas smartbands y que tiene una pantallita OLED que convierte al juego de marras en una especie de tamagotchi con movimiento.

Lo irónico de todo es que si lo que se supone que tiene que hacer un cigarrillo electrónico es ayudarnos a dejar de fumar, o al menos a calmar los nervios por estar en ese proceso, no creo que Flappy Bird sea, precisamente, el juego que complemente al aparato para hacernos llegar a esa meta. Pero como para gustos, los colores, aquí os dejamos la “noticia”.

Si queréis probarlo, acceded al vídeo que tiene los enlaces y las instrucciones en su descripción para hacerlo. Eso sí, tened cuidado con lo que hacéis porque como buena “adaptación” o versión del original, puede tener sus riesgos. Y esperemos que lo de explotar y demás no esté entre ellos.

¿Qué, culpables? ¿Os hace una partidita entre calada y calada?