Football Manager 2015 - Análisis PC

 

ARTÍCULO ANÁLISIS footbal manager 2015

Football Manager tiene algo distinto que gusta, sino no podría ser de los más jugado en Steam. No sabemos si será esa posibilidad de emular a cualquier entrenador, la amplísima base de datos de jugadores o los escasos recursos que pide para funcionar, pero algo tiene. Millones de personas lo descargan, ya sea de manera legal o ilegal, para ponerse manos a la obra y llevar al equipo de su barrio a la cima. ¿Está la edición 2015 a la altura de su nombre? Veamoslo. Empieza el partido.

Football Manager es un gestor deportivo con miles y miles de opciones, tantas que puede llegara agobiar. Esto hay que tenerlo claro antes de enfrentarnos a este mastodonte lleno de datos.Lejos quedan esos modos Mánager simples propios de FIFA y PES, aquí hay una guerra en cada sección, pudiendo elegir desde donde queremos actuar. Y cada vez hay más o más opciones que nos dan ocasión de hacer más y más cosas. Es por ello que Sports Interactive quiso suavizar en parte este aspecto, algo por lo que fue criticado.

Y es que si echamos la vista 365 días atrás, observamos que durante los partidos el arcaico sistema de botones había sido sustituido por unas pocas opciones sobre las que descansaba toda nuestra estrategia. Un alivio para muchos, una afrenta para otros tantos, nunca llueve al gusto de todos.

La desarrolladora tomó nota y ahora profundiza más sobre esta misma base. Quizá inspirándose en alguna apps de móvil, las opciones básicas se alinean a la izquierda y según pulsemos se desplegará un submenú desde el cual acceder a más información, ya sea de nuestro equipo, del rival, de la competición o de lo que buenamente nos interese en ese momento.

d562fb83094dcdcdc8627db0c6c72412 (1)

 

Con ese ánimo de simplificar para luego ir a lo complejo, tenemos la sección dedicada a la estrategia. Para Sports Interactive es crucial cómo gestionar esto ya que es la salsa del juego, y lo que nos presenta en FM 2015 es la reinvención de la rueda, un esquema táctico donde todo se simplifica para ser más vistoso. Antaño, el usuario se perdía en detalles. números y barras, ya no. Ahora simplemente todo es más agradable a la vista, pero no por ello menos útil, ya que tendremos toda la información de cada jugador, sus características, su adecuación por posición  y sus sensaciones de primera mano.

Si los datos que proporciona el esquema general no fuesen suficientes, siempre es posible acceder a la ficha de cada uno y analizar todo de manera concienzuda. Se ha logrado algo más vistosos sin perder la capacidad de gestionar todos los aspectos del equipo.

Una vez hemos elegido cómo jugar, toca saltar al campo y plasmar nuestra idea. Football Manager sigue conservando todas las opciones morales (las clásicas palabras de ánimo o enfado) previas y posteriores al partido, pero es durante el mismo en el que encontramos algo muy útil:ahora podemos realizar ciertas órdenes que afectarán de manera inmediata a un jugador o al conjunto del equipo.

¿El equipo está ansioso? Pedimos calma. ¿Un jugador se cuela demasiado en fuera de juego? Le pedimos más concentración. Y así con cada situación. Donde no encontramos apenas novedades es en la relación Mánager – jugador, siendo igual de frío como en entregas anteriores.

Si hay algo que sigue siendo marca de la casa en Football Manager 2015 es la cantidad de sorpresas durante el encuentro. Uno puede ir tan feliz ganando 2-0 y de repente pasar de un corner a favor a un penalti en contra sin apenas explicación. Esto es algo que algunos verán como normal y otros como una burla, lo que está claro es que los partidos no son nada aburridos y uno no se puede relajar.

43ct34yve45y65v4h56dyt66u7 (4) (1)

 

Sports Interactive ha mejorado el motor gráfico dando como resultados unos mejores partidos. Realmente en este aspecto, a poco que hiciese, iba a mejorar lo existente, ya que si algo generan los partidos de Football Manager es una sensación de que los jugadores levitan sobre el césped y un balón que pasa de las leyes de la física. Eso se acabó, ya que ahora los jugadores se mueven de una forma más natura, hay mucha más fluidez y todo es estéticamente más bonito. Los aficionados a Football Manager no esperan encontrar los gráficos de FIFA o PES, pero tampoco querían una versión PC de Oliver y Benji. El estudio ha realizado un buen trabajo, siendo ahora una experiencia más cercana al fútbol real en lo que a estrategia y plasmación de órdenes se refiere. Los estadios presentan una cara nueva, con planos exteriores e interiores con gran detalle.

Ahora podremos reflejar nuestra personalidad de una manera más clara y objetiva gracias al reparto de puntos que podemos realizar al principio de nuestra andadura. De este modo damos más importancia a unos atributos sobre todos (habiendo quince en total), pudiendo crear un alter-ego exfutbolista y ahora focalizado en hacer progresar a jugadores jóvenes, o bien un mánager joven con gran conocimiento de la táctica.

Si no estamos contentos con la plantilla y queremos ampliarla, el mercado de fichajes suele ser el destino principal. Una vez en él, tenemos como novedad que ahora los propios futbolistas pueden poner ciertas condiciones como fijas, dependiendo para esto su nivel de popularidad o situación en el equipo actual. Ahora además es posible fichar a jugadores de mayor nivel que nuestro equipo prometiendo extras como llevar el brazalete de capitán, aunque estas opciones afectarán a la moral del equipo. Además Football Manager nos permite mayor maniobrabilidad a la hora de confeccionar pluses por méritos.

Football Manager 2013

 

Otra opción si queremos nuevas incorporaciones en el equipo y no dejarnos la billetera en el intento es el área de ojeador. Este área ha sufrido una remodelación que ni las obras del vecino en verano, haciéndolo todo más sencillo, simple y agradable a la vista, sin perder nada de posibilidades. Atrás quedan aquellas secciones que te pedían respirar hondo antes de empezar a indagar.

Resumiendo, Football Manager 2015 acerca la experiencia de gestión y estrategia futbolístrica a aquellos que recelan de pasarse más tiempo ideando que viviendo el partido. Con unos gráficos mejorados y suavizados, nuevas mecánicas, más posibilidades en cuanto a los fichajes, reestructuración de menús  y una sensación más realista, uno puede convertirse en el mánager que siempre deseó y nunca pudo ser. A pesar de sus defectos, algunos de sobra conocidos, Football Manager 2015 mantiene la magia que nos enamora cada año.

Gráficos: 83

Sonidos: 70

Jugabilidad: 87

Modos de juego: 70

Total: 80