El fundador de Xbox Live abandona Microsoft

Boyd Multerer ha dejado Microsoft este mismo mes después de 17 años en la compañía. Multerer, entre otras cosas, fue el ingeniero que estuvo al cargo de la creación de Xbox Live, el sistema de juego online de las consolas Xbox.

Multerer entró en Microsoft en 1997 y pocos años más tarde fue el encargado de dotar a la primera Xbox de un sistema de juego en línea. Por aquel entonces, el nombre original era Xbox Online, aunque finalmente se acabó cambiando a Xbox Live. También fue el encargado de contratar al equipo de desarrollo de Xbox Live, aunque entre sus labores principales estuvieron el diseño, dirección e implementación del servicio.

Boyd Multerer Microsoft Interior

En los últimos años, Multerer ejerció como director de desarrollo de Xbox y estuvo implicado en la creación de One. De hecho, durante el anuncio oficial de Xbox One en 2013, Multerer fue uno de los que salieron a la palestra para vender la nube como cura de todos los males. Una característica que, al igual que Kinect, todavía no ha sido explotada a pesar de que la consola lleva más de un año en el mercado. Menos mal que iban a ser pilares vitales para la nueva generación.

Multerer es solamente uno más que se suma a lista de gente que ha ido saliendo de Microsoft después de un lanzamiento de lo más accidentado. El primero fue Don Mattrick, al que le siguió Marc Whitten y más tarde toda la división de Microsoft Entertainment Studios, que iba a estar dedicada a crear la parrilla televisiva de Xbox One. Desde que Phil Spencer se convirtió en el jefazo de la marca Xbox no ha dejado títere con cabeza y ha ido limpiando todas las características no esenciales en una consola de videojuegos y que tantas críticas habían tenido.

Si queréis saber más acerca de Multerer y la creación de Xbox Live, aquí os dejo un artículo de Polygon realmente bueno sobre el tema. El autor es Russ Pitts, uno de los mejores periodistas de videojuegos anglosajones, así que es altamente recomendado. Eso sí, es un reportaje muy denso y muy largo, por lo que necesitáis dominar más o menos el inglés para enteraros bien.

Fuente: Polygon