Gamelab 2016, probamos los talentos de PlayStation Talents

Gamelab no es el típico evento de videojuegos donde uno puede probar las novedades más comerciales de videojuegos y donde tienes que hacer cola con millones de niños rata personas para poder probar un juego.

El trato en Gamelab con los desarrolladores es mucho más cercano, y hemos podido probar de primera mano las apuestas que algunos estudios consolidades o diferentes desarrolladores, están llevando a cabo con el apoyo de Sony y PlayStation Talent.

El programa se enfoca en diferentes modalidades y ámbitos, enfocándose en jóvenes desarrolladores en colegios e institutos desde los 12 años, con PlayStation Futuros Talentos, o en grados más superiores, como la Universidad, con PlayStation First. Por último, en esta modalidad está Games Camp  que es un vivero de especies ubicado en Madrid.

Por último, también están los Premios PlayStation, que  se otorgan a las mejores ideas de cada país, y las Alianzas, que son apoyos comerciales con estudios ya consolidados que desarrollan en exclusiva para PlayStation.

Todas estas categorías estuvieron presentes en el Gamelab que cierra hoy sus puertas, y nos mostraron de primera mano los proyectos que probamos en el evento.gamelab 2016 fechas 2

Nubla Episodio 2 M. La ciudad del Centro del Mundo

El primero de los proyectos que vimos vimos fue Nubla Episodio 2,  M. La ciudad del Centro del Mundo, una nueva colaboración el el Museo Thyssen de Madrid con Gammera Nest en el que se pretenden hacer llegar, a través de los videojuegos, experiencias artísticas representadas en el museo.

En el juego tendremos que llevar a dos personajes a la vez, cada uno con la mitad del mando, un pequeño humano y un extraño ser que nos guiará a través del mundo y que poseerá diferentes habilidades. Cada fase del juego estará llena de puzles y retos y representa un estilo distinto dentro de las obras principales del museo.

Una apuesta bastante curiosa y, desde luego, interesante, sobre todo para hacer despertar el interés de saber qué hay detrás de esas imágenes a pequeños y mayores y con una jugabilidad más que curiosa.

El juego constará de cinco fases y nosotros pudimos probar la demo del primero, con unas impresiones bastante positivas, sobre todo por la ambientación (aunque el sonido no pudimos escucharlo) y con la jugabilidad desafiante, pero rápida de aprender.

DrawFighters

Otra de las apuestas que pudimos ver de primera mano fue DrawFighters, una apuesta más que curiosa que combina los combates por turnos tipo Pokémon con la creación y la imaginación de uno mismo. Y es que en DrawFighters, como su mismo nombre indica, podremos crear a nuestro combatiente e incluso darle animaciones a sus distintos movimientos.

El juego nos llega de Wildbit Studios y tiene prevista su salida para este final de año y contará con una aplicación gratuita que se conectará con PlayStation 4 y que nos permitirá crear un dibujo y pasarlo al juego o bien capturar uno que hayamos hecho en papel para hacerlo mismo.

Cada combatiente será de una familia, y al igual que los juegos de este estilo, tendrá ventajas y desventajas con respecto a otros enemigos de otras familias. Evidentemente, podremos ir mejorando a nuestro luchador con más ataques y mejoras de estadísticas y podremos jugar bien en el modo individual o bien en el modo online.

Motor Strike

De los chicos de FiveXGames S.L. nos llega una aventura de conducción algo diferente, Motor Strike, un juego de carreras y de acción donde no solamente cuenta llegar el primero, sino más bien hacer mucho el gamberro.

También tiene prevista su salida a finales de mayo y nos traerá un total de 14 coches, cada uno diferente y con sus ataques y habilidades distintas, y con 10 circuitos. Y además contará con demo en PC este mismo mes.

El objetivo del juego es llegar a los 6000 puntos y esto, sí, lo puedes conseguir a base de ir primero y pasar por los puntos de ruta (lo que te dará más puntos cuanto más arriba en la clasificación estés), pero también se conseguirán destruyendo enemigos y, cómo no a tus contrincantes.

Para ello contaremos con armas y habilidades entre las que se encuentra, ojo al dato, darse la vuelta, circular de espaldas y disparar contra lo que nos venga por detrás. Se trata de un juego muy desenfrenado, con una estética muy cachonda y muy viciante.

Moreakis

Si las piedras jugasen a fútbol americano (o algo parecido), tendríamos algo así como Moreakis, culpables, un juego de Animation Studio y que llegará a PlayStation 4 y PC, aunque tendremos que esperar hasta el año que viene para probarlo.

Los Moreakis con “jugadores” de piedra, similares a humanos, que podremos entrenar y mejorar y que se liarán a… bueno, a “jugar” a un deporte que mezlaría el rugby, el fútbol americano y el “juego mesoamericano de pelota” (ahí es nada).

Podremos vestir a los moreakis con diferentes armaduras para prevenir que acaben un poco destrozados por el impacto entre sus cuerpos ya que, recordemos, el deporte al que van a jugar es de “contacto”.

Rollin’ Bob

Moon Factory Studios nos trae una aventura de plataformas llamada Rollin’ Bob. En ella tendremos que ayudar a nuestro robot a ir por el mundo aunque más que manejarlo a él directamente, tendremos que dibujarle el camino para que llegue a su destino.

Crear plataformas, elevarle hacia otro lugar, ponerle barreras para que no acabe ensartado en un pincho o bloqueando obstáculos, como rayos o fuego serán nuestras tareas a lo largo de un porrón de niveles.

Way of Redemption

Sin duda alguna, una de las más gratas sorpresas que me llevé en el Gamelab fue este Way of Redemption de Pixel Cream, que han sido los ganadores del PlayStation Talents Premios de España en 2015.

La premisa del juego es bastante simple ya que es una especie de Balón Prisionero donde tendremos que colarle el balón a nuestro enemigo en su campo.

Para ello contaremos con una serie de habilidades que se dividen en defensivas y ofensivas, y que cambiarán según tengamos o no el balón. Tendremos, cómo no, varios tipos de tiros, y dependiendo de cuánto tardemos en lanzar el balón desde que lo cojamos (tenemos también tiempo límite), así de potente será nuestro tiro.

Además de esto, tendremos una progresión de los personajes, con elementos que mejorarán nuestras habilidades y nos dejarán elegir entre distintas jugabilidades. También hay dos escenarios distintos, uno que premia la habilidad del jugador y otro con eventos continuos que harán que tengamos que cambiar la estrategia según vayan ocurriendo.

El juego saldrá a finales de año para PlayStation 4 y PC y tendrá, cómo no, juego cruzado. Podremos jugar bien en modo individual, o competitivo uno contra uno o dos contra dos tanto en local como por internet y en diferentes versiones, como las ligas.

Strikers Edge

El otro premio PlayStation Talents que estuvo en el Gamelab fue el de Portugal. Los chicos de Fun Punch Games nos dejaron probar Strikers Edge, una apuesta pixelada que se va a hacer de rogar hasta que lo podamos probar, bien en PlayStation 4 bien en PC a finales de año.

El juego es un competitivo que, a priori, puede parecerse al anterior que os hemos mostrado, Way of Redemption, pero que las apariencias no os engañen, porque no tienen nada que ver.

Strikers Edge es un juego en el que tendremos que clavarle lanzas a nuestros enemigos  a base de bien. Para ello contaremos con controles sencillos. Por un lado, ataque normal, por otro el potente o cargado, el especial y el límite. Para defendernos de ello tendremos dos habilidades, el bloqueo, que se reduce a tres por partida y la esquiva, que gastará una barra que se llenará con el tiempo.

Con estas premisas tendremos que manejar a nuestro héroe con el stick izquierdo y apuntar con el derecho para intentar derrotar a nuestro rival.

Veremos ocho personajes con habilidades completamente distintas entre ellos y enfrentamientos tanto en local como en online de uno contra uno, donde el objetivo será eliminar al oponente, como de dos contra dos, con un campo más grande y más elementos, que harán que tengamos que matar, al menos, cuatro veces a los personajes, ya sea a uno o a los dos.

El juego es realmente viciante, frenético y divertido, y la experiencia que tuvimos al jugarlo fue, casi sin duda, la mejor junto con Way of Redemption.