Los dragones ya nos parecían guays desde Spyro y la casa Targaryen pero nuestra admiración por ellos se ha doblado por estos gameplay de Dragalia Lost.

Justo ayer os animábamos a madrugar para ver el Direct de Dragalia Lost. Sin embargo, como sabemos que es algo que no todos llevan bien, vamos a condensaros todo lo mostrado en el directo. Así que abrid bien los ojos, que toca desgranar el gameplay de Dragalia Lost.

Desde su anuncio, no han sido pocos los detalles que se han mostrado del título, así que, teniendo los cimientos bien afianzados, tocaba mostrar más del sistema de juego. Todo puede tener un aspecto visual precioso, pero si no acompaña la jugabilidad, más en un juego para móviles, se va a quedar cogiendo polvo. Aunque parece ser que no han descuidado tampoco este aspecto.

Algo simple, pero efectivo

El sistema de combate se ha presentado bastante ágil e intuitivo, pero que requiere de toda la atención del jugador. Principalmente, esto se debe al estilo ARPG del juego. En él, tocará darle a la pantalla en el momento justo para desencadenar habilidades o esquivar ataques enemigos. Estas agresiones a nuestra persona se marcarán en pantalla con una tonalidad rojiza, por lo que en el momento de verlas tocará moverse rápidamente para eludir el daño.

Pero no creáis que lo suyo es esquivar todo el tiempo, en especial contra jefes. Contra estos habrá que estar al tanto completamente, pues irán rellenando una barra de “rabia” que los volverá más poderosos. Aunque la solución para bajarles los humos cuando se pongan farrucos es bien sencilla: darles de golpes hasta la extenuación. Eso además los dejará indefensos durante unos instantes. Sin duda, Aquellos faltos de reflejos muy seguramente las pasen negras en los combates, más con la cantidad de elementos que pueden estar al mismo tiempo a nuestra vista.

Los dragones mandan. Siempre

Conocida la premisa del ataque y evasión, es el momento de pasar a elementos más complicados. Bueno, no lo son tanto, pues se ha ido viendo constantemente en los RPG desde que iban en pañales. Hablamos de que al más puro estilo Pokémon los personajes, además de clases propias, tendrán atributos que explotar, fortalezas y debilidades, pero más simplificados.

Tan simplificado como que sólo existen cinco elementos, formando el típico triángulo de resistencia/debilidad y los elementos antagónicos que son débiles el uno frente a otro. Lo que merece la pena destacar de esto es que, como es de esperar, cada personaje contará con una afinidad. De hecho, si formamos un grupo con personajes con el mismo elemento recibirán un bonus en batalla. Es de lógica, pues un pirómano amante del fuego no casaría muy bien con un amante de la naturaleza.

Conocido esto, es hora de pasar al elemento más molongui del juego: los dragones. Seamos sinceros, sin dragones este juego perdería enteros de cajón. Como se ha ido comentando, el principito protagonista y, en general, toda la familia real tiene la capacidad de convertirse en esta fantástica y poderosísima criatura. Durante el direct, se hizo hincapié en la necesidad de formar un pacto con dicho dragón para poder desatar su poder transformándose en él.

Por supuesto, no puede estarse on fire todo el tiempo, por lo que para desatar este poder tocará reunir gemas durante los combates para rellenar un medidor. Medidor lleno equivale a poder dragontino. Poder dragontino equivale a golpes por doquier y dejar para el arrastre a los enemigos. Todos contentos. Menos los enemigos, claro.

Hay más cosas en la vida que luchar…como prepararse para luchar

Claro, ponernos a abrirnos la cabeza todo el rato hasta que se nos gaste la energía no es aliciente suficiente. Necesitamos algo más. Y ahí es donde Nintendo ha dado el golpetazo en la mesa. Dragalia Lost cuenta con un sistema de mejora de personajes similar al visto en Fire Emblem Heroes. Pero en esta ocasión tendremos cuatro vías de mejora.

Por un lado, tenemos la clásica subida de nivel gracias a la experiencia que adquiramos en combate. Seguidamente, tenemos a nuestra disposición el Mana Circle, que permitirá subir habilidades y estadísticas concretas. Aunque, claro, por muy fuerte que seas si luchas con una espada de madera poco vas a poder hacer. Ahí es cuando entra la tercera vía de mejora: las armas. Nos apostamos un brazo a que de alguna forma se podrá conseguir una masamune en el juego.

Por último, pero no por ello menos importante, tenemos The Halidom. Este apartado de nombre tan extraño es uno de los puntos más llamativos del juego. La razón de ello es que, básicamente, aquí te montarás tu pequeña aldea para conseguir recursos. Nada como poner al mando de una ciudad a un miembro de la realeza pre- adolescente. Por supuesto, sobra decir que esta aldea se podrá ir mejorando poco a poco.

Esconde la cartera ahora que puedes

Por supuesto, en un título de este calibre no iban a faltar los micropagos. No, no os confundáis, Dragalia Lost es totalmente gratuito. Sin embargo, sí que permitirá adquirir diversos objetos con dinero real que nos facilitarán el acceso a uno de los puntos claves del juego: las invocaciones.

Sí, en esto no va a ser muy diferente a Fire Emblem Heroes. Podremos invocar mediante dos objetos: las Wyrmite, unas piedras que podremos obtener de manera gratuita en el juego, o con diamantes, donde sí tendremos que mostrar nuestro poder adquisitivo. Teniendo esto en cuenta, hace falta preguntarse, ¿qué podemos invocar? Pues ojo, que la cosa es un poco más variadita.

Pero vayamos por partes. Primeramente, vayamos a los dos elementos más conocidos: los personajes y los dragones. Estos tendrán un ratio de rareza que oscilará entre las tres y las cinco estrellas. Por supuesto, también pueden salirnos personajes repetidos, en cuyo caso obtendremos una cantidad determinada de “Eldwater”. Este elemento sirve, básicamente, para mejorar nuestras unidades, pudiendo aumentar su rareza.

Pasemos ahora al elemento que le da variedad. Se trata de los “Wirmprints”. Estas cosas se definen básicamente como “recuerdos del mundo”. ¿Qué significa esto? Pues ni idea, lo que si sabemos es que harán las veces de amuletos y objetos equipables, así que vale la pena tenerles echado el ojo encima.

Parece ser que el juego va tomando buena forma. Tocará esperar para poder comprobar por nosotros mismos si esto es así realmente. Al contrario que japoneses y americanos. No es que les tengamos envidia ni nada, que conste. Tenemos mejores cosas que hacer el 27 de septiembre.