Gears of War 4 podría haber costado 100 millones de dólares

Tras la reciente fase de beta abierta -ya concluida-, Gears of War 4 vuelve a ser noticia. El titular no miente y Tim Sweeney, el mayor responsable de Epic Games, tampoco -o sí-. Gears of War 4 podría haber costado 100 millones de dólares a Epic Games de no haber vendido la licencia. Ha sido el propio Sweeney quien ha realizado una serie de declaraciones acerca del juego en una reciente artículo para Polygon, en el que así lo desvela.

A lo largo de la entrevista en el medio digital, Sweeney hace un repaso de la saga de los CGO que vieron nacer en la pasada generación. Desde sus inicios allá por 2006 con Gears of War hasta los últimos acontecimientos que involucraban a Epic Games con la serie de disparos en tercera persona.

Gears of War 4 podría haber costado 100 millones de dólares a Epic Games

Sweeney deja clara su postura y la de Epic  Games y la diferencia de ideas que hubo con Microsoft en su momento. También nos habla de los enormes presupuestos en los que se iba a fundamentarse la saga y los peligros que eso suponía para su empresa.

“El primer Gears of War tuvo un coste de desarrollo de apenas 12 millones de dólares y produjo un beneficio de más de 100 millones. Fue muy rentable.” Tim Sweeney explica que el éxito de Gears of War suponía cada vez un mayor aumento de presupuesto para el desarrollo de sus secuelas. Comenta que Gears of War 3 tuvo un presupuesto de unos 60 millones de dólares y que, justo antes de vender la licencia a Microsoft, estos habían presupuestado el desarrollo de Gears of War 4 en 100 millones de dólares.

“El margen de beneficios cada vez era más bajo” y añade que “De ponernos a desarrollar Gears of War 4 calculamos que el presupuesto habría sido de unos 100 millones de dólares y, aunque fuese un gran éxito, podría habernos llevado a la quiebra.”

Estos riesgos hicieron que el miedo se adueñase de los chicos de Epic Games, que tenían bastante claro que se imponía un cambio en su modelo de negocio. Mientras que estos últimos tenían intención de dirigirse al ámbito de los ‘free-to-pay‘, Microsoft no lo veía tan claro. Cabe destacar que Paragon, el último juego de Epic, tiene formato ‘free-to-play’ con micropagos y que el desaparecido Fortnite -que servidor daba por cancelado antes de estas declaraciones- también funcionará con este modelo de negocio.

Gears of War 4 podría haber costado 100 millones de dólares a Epic Games

A raíz de una serie de diferencias entre Microsoft y Epic Games tras el lanzamiento de Gears of War: Judgement, la relación entre ambas empresas se fue enfriando y llegó a un punto de no retorno. Según Sweeney, en Epic tenían ideas para poner en marcha nuevos proyectos de juego, pero los de Redmond se negaron rotundamente. A pesar de que en Epic Games, según Sweeney, jamás pidieron dinero a Microsoft, sus ideas fueron rechazadas igualmente al no estar en sintonía con las de Microsoft.

En ese punto, la diferencia entre las políticas de cada empresa eran insalvables, por tanto, Epic Games decidió vender la propiedad de la saga a Microsoft -que hizo muy bien en no dejarla escapar- para poder dedicarse a proyectos más acordes a sus planes. Veremos qué tal les queda Paragon.