Gears of War: Ultimate Edition - Análisis Xbox One

Nueve años más tarde, Marcus Phoenix y su tropa saltan de Xbox 360 a Xbox One para que vivamos su primera gran aventura en la nueva generación. Con un lavado de cara considerable, horas extra de contenido, y una gran preparación en cuanto al modo multijugador, Gears of War: Ultimate Edition allana el terreno para la salida de Gears of War 4, y no podría hacerlo mejor.

Lo primero a tener claro es que Gears of War: Ultimate Edition no reimagina la franquicia. Es tal y como recuerdas el primer Gears of War: secuencias épicas, coberturas entre tiroteos y armas más grandes que el cuerpo de muchos. The Coalition (estudio encargado) se ha preocupado por añadir ciertas mejoras que percibirás si jugaste a la entrega de Xbox 360, tales como la posibilidad de reanimar desde la cobertura o de recargar el arma mientras rodamos.

Más vídeos de GuiltyBit:

Si te gustó el modo campaña, estás de enhorabuena. Se han añadido los cinco capítulos que hasta el momento eran exclusivos de la versión PC. Esto da dos horas más a una historia que en su versión original llegaba a durar unas 8 – 10 horas, dependiendo del ritmo de cada uno. Pero esta no es la única novedad.

Gráficamente, el juego luce espectacular. Se ha refinado y pulido todo aquello que ya era impropio para la anterior generación, de modo que Gears of War: Ultimate Edition luce como si la saga hubiese nacido en Xbox One y no hace casi una década. En movimiento todo luce con una fluidez pasmosa, y el modelado de los personajes remarca ese aire a testosterona que ha acompañado a la saga. Incluso el juego ha ganado en colorido, abandonado este gris permanente y abriendo un poco el cielo, generando una paleta de colores vistosa y agradable, que da peculiaridad al marco apocalíptico en el que nos movemos. El modo campaña funciona a 30 fps, con una resolución de 1080p.

Se ha querido ser tan fiel al Gears of War original que el audio se ha mantenido. La banda sonora mantiene su epicidad, llegando a momentos gloriosos. Recomiendo encarecidamente jugarlo con cascos o un sistema de sonido envolvente. El sondio ambiente, la expresiones de los Locust y hasta los efectos de las armas van a la zaga a la banda sonora, significando un pack auditivo fresco para tener casi 10 años a sus espaldas. No podemos decir lo mismo del doblaje. Marcus mantiene el nivel, pero hay otros personajes cuyas voces ya eran un error en 2006 y siguen siéndolo en 2015. Un cambio en ciertas voces hubiese sido acertado, y pocos se habrían quejado. Aunque este último aspecto es totalmente subjetivo.

El modo multijugador se divide en cooperativo y competitivo. Si decidimos cooperar con otro compañero, puede hacerse tanto por internet como a pantalla partida (división horizontal) y no habrá necesidad de reiniciar la misión si el otro jugador sale de la partida, como ocurriese en Xbox 360.

Si lo nuestro es el cara a cara, todo son buenas noticias. El modo competitivo consta de 19 mapas (los originales, los tres exclusivos de PC y los descargables) y tres modos nuevos (Rey de la Colina, Team Death Match y 2 vs 2) que se unen a los ya conocidos. Para disfrutar de esta jauría de tiros y sangre, el modo competitivo se mueve a 60 fps (se mantiene la resolución a 1080p). Los servidores dedicados funcionan todo lo bien que se espera de ellos, pudiendo elegir la zona en la que queremos buscar la partida con un retardo apenas perceptible. Todo buenas noticias para los fans de las reyertas multijugador.

Geras of War: Ultimate Edition trae además cinco comics creados por DC Comics y basados en la saga. Los iremos consiguiendo a medida que recojamos las 33 chapas de identificación esparcidas a lo largo de la campaña. Y si tras todo esto te quedas con ganas de más GoW, el juego permite descargar de manera gratuita las entregas de Gears of War (Gears of War 2, Gears of War 3 y Gears of War: Judgment) aparecidas en Xbox 360 y jugar con ellas en modo retrocompatibilidad. Esto significa poder jugar toda la saga Gears of War hasta la fecha. Además, Ultimate Edition trae acceso a la beta de Gears of War 4. Y todo por 40€. Marcus Phoenix ha vuelto, y quiere que le acompañes a lo largo de su historia. Gears of War: Ultimate Edition muestra lo que toda remasterización debe ser. Un pack insuperable.

Más vídeos de GuiltyBit:
Gears of War: Ultimate Edition - Análisis Xbox One
Gears of War: Ultimate Edition es lo que toda remasterización debe ser: gráficos puestos al día, añadidos que mejoran la jugabilidad y contenido extra gratuito. Un doblaje ya pasado no desmerece un apartado sonoro glorioso. Horas de juego en campaña y aún más horas de multijugador. Gears of War: Ultimate Edition hará corta la espera hasta Gears of War 4.
Gráficos pulidos y mejoradosContenido extra gratuitoHoras y horas de acción frenética
La saga Gears of War en Xbox 360La saga Gears of War en PCCualquier clon malo que haya salido en estos 10 años, como Binary Domain.
9.1Guerra nextgen con sabor añejo
Gráficos9.5
Sonido9
Jugabilidad9
Historia9
Puntuación de los lectores 0 Votos
0.0