Gears of War Ultimate Edition - Avance Xbox One

Aunque todos los rumores Pre-E3 apuntaban a una recopilación de los tres primeros Gears of Wars para Xbox One, Microsoft nos sorprendió a todos con un remake al completo y desde 0 de la primera entrega. Gears of War Ultimate Edition nos ofrece toda la esencia del original (lanzado en 2006) con un apartado técnico renovado y moviéndose a 60Fps en 1080p de resolución. Mucha gente pensará que es demasiado pronto para hacer un remake de este célebre título pero… ¿Creéis que el regreso de los CGO ayudará a darle un empujoncito al escaso catálogo de Xbox One? Nuestra opinión bajo estas líneas, Culpables.

Una remasterización diferente

Tanto si ya eres poseedor como si no de una sobremesa de nueva generación, conocerás de sobra la avalancha de remasterizaciones de juegos de la anterior generación que estamos sufriendo los que buscamos “sangre nueva”, que no hace nada más que ensuciar el ya de por si horrendo catálogo actual de las mismas. En The Coalition (Microsoft Vancouver) y Splash Damage (Brink) pensaron “si hacemos la remasterización del Gears of War, se hace como debe ser”, y los amigos han cogido el toro por los cuernos y se han marcado un remake que es todo un regalo para los fans.

En Gears of War Ultimate Edition no vais a encontrar el mismo juego de 2006 con texturas suavizadas y reescalado, no. En esta nueva versión, TODO es nuevo menos el diseño de niveles y los diálogos originales. El juego ha sido programado desde 0 para One, y resulta bastante impactante ver capturas o videos comparativos donde podemos apreciar el impresionante lavado de cara al que ha sido sometido. Ahora las expresiones faciales son mucho más reales, la captura de movimientos  está directamente a otro nivel y las animaciones en general han ganado una barbaridad en fluidez, y todo a 60Fps y en 1080p con sonido 7.1 Surround. Podemos incluso atrevernos a decir que gráficamente luce igual de bien que cualquier título actual de nueva generación de Xbox One.

gowr-1

El control también ha sido modificado para la ocasión, pero solamente con pequeños cambios que nos harán la vida más fácil. Por ejemplo, ahora podremos cambiar de arma aunque nos encontremos en movimiento, y la hora de reanimar a un compañero caído en batalla, no hará falta que abandonemos nuestra cobertura si lo tenemos justo al lado.

Como buena edición definitiva, Gears of War Ultimate Edition incluye todo los contenidos exclusivos que en época tuvo la versión PC. Como mucho sabréis, el Gears original acabó saliendo (tras largo tiempo de polémicas) en PC añadiendo 5 capítulos más a la historia a modo de epílogo final, algo que nunca pudieron disfrutar los usuarios de Xbox 360. En esta nueva edición, esas aproximadamente 2 horas más de gameplay estarán incluidas.

El multijugador, elemento indispensable ligado a la saga desde sus comienzos, estará también en este remake. Incluirá los 19 mapas originales, que desglosados serían todos los creados inicialmente, los que luego llegaron en formato descargable y por último los 3 exclusivos de la versión PC.

gowr-2

Un excelente aperitivo para lo que nos espera

Aunque no seas especialmente fan de Microsoft y su máquina de nueva generación, hay que reconocer que el E3 que han tenido es bastante bueno, dándonos por fin  algo de esperanza en su catálogo, que actualmente es poco más que un chiste malo si contamos los años que lleva ya en el mercado (al igual que PlayStation 4).

Este remake del primer Gears es solo un aperitivo de lo que está por venir, y como tentempié tiene toda la pinta de dejarnos con bastante buen sabor de boca.

Deberían aprender de The Coalition todas estas compañías que andan haciendo remasterizaciones de anteriores lanzamientos como locos, sin apenas aportar añadidos además del reescalado y cuatro cosas más.

Si no has jugado al original, Gears of War Ultimate Edition será IMPRESCINDIBLE en tu juegoteca si posees una One, y si ya lo disfrutaste en su día, solo por revivir el viciante multijugador ya es una excusa para hacerte con él.

Tenéis una cita con los CGO el 25 de agosto, tanto en Xbox One como en PC.