Así es como la gente hace trampas en Pokémon Go

Siento tener que ser yo quien os lo diga pero la gente, en su afán de llegar a ser los mejores -los mejores que habrá jamás-, hace trampas en Pokémon Go. La fiebre de la aplicación de Niantic, que ya ha generado más de 160 millones de dólares desde su lanzamiento, trae consigo que la gente recurra a métodos algo cuestionables para hacerse con todos: así es como la gente hace trampas en Pokémon Go.

Así es como la gente hace trampas en Pokémon Go

Hay varios métodos, cada día aparecen nuevos sistemas para vulnerar la aplicación y algunos son rápidamente anulados por Niantic a golpe de actualización, pero aquí os presento 5 de los más comunes en la actualidad.

Rastreadores Pokémon: a poco que hayáis estado trasteando con la aplicación de marras os habréis dado cuenta de que como GPS es algo… mediocre. No se incluyen los nombres de las calles y averiguar dónde están las pokeparadas suele hacerse leyendo la descripción y viendo la foto. Por esta razón algunos desarrolladores novatos han creado herramientas que identifican y localizan pokeparadas y gimnasios sirviéndose de Google Maps. Pese a no ser algo que rompa la aplicación técnicamente es hacer trampas, ya que Pokémon Go no nos da esa información.

Así es como la gente hace trampas en Pokémon Go

Bots: existen bots que pueden jugar por vosotros a Pokémon Go. Enviando información falsa a la aplicación, dichos bots pueden ir de caza o dedicarse a patear por vosotros para abrir huevos y conseguir objetos en las pokeparadas. Esta práctica elimina la palabra Go de la aplicación y anula la supuesta premisa de la aplicación, que es salir a la calle a buscar a los famosos pokémon.

El mercado negro Pokémon: no es literalmente un mercado negro donde se puedan comprar y vender pokémon ilegalmente, ni cuernos de Tauros, ni pelo de Jynx ni historias raras. Sencillamente hay usuarios que venden sus nutridas cuentas llenas de Pokémon a otros usuarios a cambio de dinero real.

Así es como la gente hace trampas en Pokémon Go

Aplicaciones de mensajes: pese al carácter social de Pokémon Go, hablar con otros entrenadores sobre los pokémon que habitan una zona, estrategias para atacar gimnasios, -etcétera- se hace imposible. El hecho es que la aplicación actualmente carece de un sistema de comunicación para sus usuarios, hasta ahora. Algunos desarrolladores han creado e implementado aplicaciones para permitir a los jugadores hablar entre ellos sin abandonar la aplicación. Más que hacer trampa yo consideraría este aspecto hacer el trabajo de Niantic, que debería añadir esta posibilidad a la aplicación.

Emuladores: algunos entrenadores quieren pokémon, pero no quieren moverse de su estimado hogar. Por esta razón se han creado emuladores para jugar a Pokémon Go desde el escritorio del ordenador vía emulador de Android. El resultado -cuando es funcional- es el de anular la principal experiencia de juego -similar a los bots- y conseguir el mismo efecto que paseando por las calles sin mover los pies del suelo.