El escritor se ha pronunciado acerca del final de Juego de Tronos, y es que dará mucho de qué hablar durante los siguientes meses.

Juego de Tronos se acabó. Es duro, pero la serie que nos ha acompañado durante ocho temporadas dio fin hace unos días con ese capítulo titulado El Trono de Hierro. Huérfanos ahora de la ficción, solo nos queda que Martin termine los dos libros restantes. Pero lejos de todo esto, el escritor se ha pronunciado sobre el final de Juego de Tronos.

Ha sido a través de su blog, como no podía ser de otra manera. Un blog en el que el autor está realmente activo y, en ocasiones, deja pequeñas pinceladas de un cuadro mayor llamado hype. El caso, es que tras el final de la serie, todas las miradas están centradas en él.

El dicha entrada del blog, titulada Un final, el escritor tras explayarse hablando de la serie y de decir tras enésima vez que sigue trabajando en Vientos de invierno y que lo terminará, para después ponerse con Sueño de primavera, responde a la pregunta que todos nos hacemos: ¿Será el mismo final el de la serie que el de los libros?

Su respuesta: Sí. Y no. Y sí. Y no. Y sí. Y no. Y sí. Ante esta respuesta, argumenta que ha trabajado de muchas maneras con los guionistas de la serie pero que, al final, ellos tienen seis horas para contar lo mismo que él en infinitas páginas, y que puede añadir los capítulos que él necesite, sin ningún tipo de restricción.

La rueda infinita

Dice que hay cosas diferentes, personajes que no salen en la serie y sí en las novelas, como Lady Corazón de Piedra o Victarion Greyjoy, personajes muertos en la serie pero vivos en las novelas. ¿Qué final es el real, el de la serie o el de los libros? Ante está pregunta, la categoriza de absurda. Nos insta a que leamos lo que escriba al respecto en sus libros, y ya que cada uno forme su opinión.

Así que, básicamente, nos está diciendo que el final será muy parecido pero con otros personajes. Probablemente, las bases de lo que vimos en la serie se mantenga, pero el desarrollo será mucho más complejo y, probablemente, diferente en sus novelas.