Ghosts n' Goblins de NES - Bitback

Vuelve el Bitback y en esta ocasión vamos a dar un repaso a Ghosts n’ Goblins de la legendaria NES. Recordemos al cuadriculado arcade de plataformas que parió Capcom.

Volvemos una semana más a la sección donde toca desempolvar las viejas joyas de los videojuegos para darles un buen repaso. En esta ocasión daremos un gran salto atrás en el tiempo, concretamente al año 1989, aún en tiempos de NES, para volver a disfrutar del cásico y desquiciante Ghosts n’ Goblins de la incombustible Capcom.

El juego se lanzó originalmente en el año 1986, pero sólo en Japón, en el viejo continente tuvimos que esperar hasta 1989 para disfrutarlo. En los años posteriores se irían lanzando, progresivamente, versiones para muchas plataformas, desde Sega Saturn y PC, hasta GameBoy y Wii.

ghosts n goblins bitback

Momento clásico donde los haya

Ghosts n’ Goblins es un juego que recordaremos a partes iguales, por los buenos ratos que nos hizo pasar, así como por los cabreos que nos provocó. Y es que la dificultad de este simpático plataformas de Capcom podía frustrar hasta a los jugadores más experimentados. Casi podríamos decir que fue un precursor del célebre Dark Souls.

Un caballero en calzoncillos

Capcom dejó caer una auténtica bomba de relojería en la 8 bits de Nintendo, y es que, este juego arrasó, tanto a nivel doméstico como en los salones de recreativas. G&G, como se le conoce abreviadamente, nos ponía en la piel del caballero Sir Arthur, el cual veía interrumpido su apacible día de picnic con su amada princesa, la cual era raptada por un demonio alado, llamado Astaroth. Obviamente, nuestro cometido sería rescatarla.

La mecánica del juego era realmente adictiva y divertida, añadiendo al clásico plataformas un toque de acción. Avanzaríamos a lo largo de 7 exasperantes niveles, desde un bosque hasta un tenebroso castillo. Por el camino nos encontraríamos con todo tipo de enemigos, desde decrépitos zombies, hasta extraños demonios del averno.

ghosts n goblins bitback

Los enemigos de G&G son bastante rápidos por lo general, y bastaban dos de sus golpes para acabar con nosotros, uno para destruir nuestra armadura y otro para matarnos. Por el contrario, había muchos enemigos que podían aguantar muchos golpes nuestros, como por ejemplo las gárgolas del segundo nivel. Esto, añadido a las traicioneras plataformas que debíamos sortear, provocarían que muriéramos una y mil veces en cada nivel. Vamos, que a su lado Dark Souls no podría presumir tanto de dificultad.

A medida que avanzábamos podíamos encontrar diferentes armas, todas arrojadizas, pero con características diferentes en cuanto a alcance y velocidad. Podíamos elegir entre lanza, dagas, hachas y escudo, ah…y la “genial” antorcha, que, a menudo era la culpable de que perdiéramos nuestras escasas vidas, debido a su peculiar parábola de lanzamiento.

ghosts n goblins bitback

¡Atlético hasta con armadura!

¡Capcom, te has pasado de dificultad!

Hablando de las vidas, G&G solo nos proporcionaba 3 vidas para acabar el juego, una con la que empezábamos a jugar y dos más. En un derroche de generosidad, el juego nos daría dos vidas extras al alcanzar 20.000 y 70.000 puntos, respectivamente.

Para colmo, para desbloquear el verdadero final del juego no bastaba con completarlo una vez, sino que había que hacerlo una segunda vez tras la primera, con una dificultad aún más elevada, vamos, todo un reto.

En cuanto al apartado técnico el juego se caracteriza por sus coloridos escenarios y gráficos cuadriculados, sobre un fondo negro. Comparándolos con otros videojuegos de su época, Ghosts n´Goblins, mostraba unos gráficos bastante atractivos, más que correctos.

El apartado sonoro mezclaba la típica música de los videojuegos de la época, tan “pixeladas” como sus sprites, con una serie de sonidos, que también son muy propios de los títulos clásicos.

Desde el punto de vista más nostálgico y cariñoso, Ghosts n´Goblins es uno de esos juegos realmente únicos, con una magia y simpatía que muchos han tratado de imitar y pocos han conseguido. A pesar de lo frustrante que pueda llegar a ser en algunas ocasiones, tiene esa esencia de clásico de verdad, que te hace intentarlo una y otra vez, y que cinco minutos después de apagar la consola por no poder superar un nivel, te volvía a provocar ganas de intentarlo.

Desde mi punto de vista, hay muy pocos juegos que tengan esta esencia tan mágica y especial. Sólo unos pocos iluminados se han ganado ese prestigio, por ejemplo: Castlevania, Super Mario Land, Metroid o Gradius.

Y hasta aquí el repaso a este CLASICASO, culpables. Toda una maravilla que vale la pena desempolvar de vez en cuando, si tenemos la suerte de poder jugarlo en NES, y si no, siempre se puede recurrir a un emulador o a una versión posterior. Sin duda Ghosts n´Goblins es uno de esos juegos que todo jugón que se precie debe jugar alguna vez en su vida.

Ghosts n' Goblins de NES - Bitback
LAS CLAVESEstética única y originalTodo un reto a nivel jugableCombinación perfecta entre plataformas y acción
ALTERNATIVASCastlevania NESMetroidMega Man
8Un cuadriculado caballero andante
Gráficos8.5
Sonido7.5
Jugabilidad8
Historia/Modos de juego8
Puntuación de los lectores 7 Votos
8.9