Girls 6x01 - Crítica

La serie Girls regresa a HBO con un capítulo desternillante, protagonizado por una Hannah en estado puro que parece haber dejado atrás todos su problemas.

Girls ha vuelto por todo lo alto. La polémica serie creada, escrita y protagonizada por Lena Dunham (esta mujer hace de todo) regresa a HBO con las nuevas aventuras de estas peculiares amigas de Nueva York. Su regreso es agridulce, ya que, a pesar de las ganas que teníamos los seguidores de la serie de reencontrarnos con ellas, esta será la última temporada. Sniff…

En este primer capítulo, “All I ever wanted”, nos hemos reenganchado a las vidas de Hannah, Marnie, Shoshanna y Jessa, justo donde las dejamos en la temporada anterior. Aunque, en realidad, la protagonista absoluta es Hannah, dejando a las demás con apenas una escena cada una, para saber qué está vivas y poco más. Aunque las aventuras de Hannah en solitario enganchan lo suficiente como para no echarlas del todo del menos.

girls

Hannah: la vergüenza ajena personíficada

A Hannah hay que quererla. Hay gente que no puede con ella e incluso ha dejado la serie por su personalidad un tanto insoportable. Pero en mi caso, después de cinco temporadas le he cogido un cariño especial. Por lo tanto, un capitulo protagonizado mayoritariamente por ella no me tira para atrás. Y menos uno tan divertido como este.

La vida de Hannah parece remontar un poco tras todo el caos de la “traición” de su exmejor amiga Jessa, que está saliendo con su exnovio Adam. Sus textos empiezan a ser leídos y parece que por fin empieza a ser algo reconocida. Una cosa lleva a la otra, y al final Hannah se verá embarcada en un viaje a la costa en solitario, con el encargo de escribir sobre una escuela de surf femenina.

Como os podéis imaginar, las escenas ridículas y de vergüencita ajena protagonizadas por Hannah están a la orden del día durante todo el capítulo. Y son desternillantes. Puede que la mentalidad de la protagonista haya cambiado en algunos aspectos, pero su personalidad sigue siendo la misma, y la veremos en algunas situaciones en las que nos darán ganas de dejar de mirar o de decir “tierra trágame”. Pero Hannah es Hannah, y la vergüenza no va con ella.

Durante todo el capítulo vemos a la Hannah de las anteriores temporadas, con sus aciertos y cagadas, pero si miramos un poco más allá, algo ha cambiado. Debido a los últimos acontecimientos vemos a una Hannah más segura de sí misma (más de lo que era, vaya), viviendo a tope el “carpe diem”. Y sin acordarse ni un solo momento de su examiga y su exnovio. Ah, y una vez más Lena Dunham deja atrás todo los pudores y muestra su cuerpo durante todo el capítulo, con desnudo integral y conversación sobre vello púbico incluidos.

1 2