Girls - Avance de la sexta temporada

La polémica serie Girls regresa a HBO con su sexta y última temporada, presentando nuevos dramas para este grupo tan peculiar de amigas de Nueva York.

Girls es una serie que no deja indiferente a nadie. Sus tramas corrientes pero a la vez alocadas y la naturalidad y desvergüenza de sus protagonistas la han convertido en todo un icono de la juventud “millenial”. Pero todo llega a su fin, y Girls se despide de HBO con su sexta y última temporada.

Ya he podido visualizar los tres primeros capítulos de la nueva entrega, y tengo que decir que, aunque el nivel esté muy alto, podemos encontrarnos ante una de las mejores temporadas de la serie creada por Lena Dunham.

(Avance de la sexta temporada sin spoilers)

GIRLS

Los problemas de la madurez

Durante estos cinco años hemos visto madurar a estas cuatro amigas, pasando de problemas triviales a marrones muy gordos (rupturas, bodas y divorcios exprés, problemas económicos, viajes transcontinentales que no salen todo lo bien que prometían…). El inicio de la sexta temporada sigue ahondando en estas situaciones, enfrentándose a los frentes más importante que dejó abiertos la entrega anterior.

El primero de ellos es, obviamente, la relación entre Jessa y Adam. Esto afectó terriblemente a Hannah y a su relación con su exmejor amiga, y el inicio de temporada mostrará como lidia con esta situación tan incómoda y lucha por alejarla de su mente entreteniéndose con viajes y su incipiente carrera como escritora.

Otra trama que quedó abierta en la temporada anterior es la del divorcio de Desi y Marnie y la relación de esta última con Ray. Esto también se desarrollará durante los primeros capítulos, aunque en menor medida que las tramas de Hannah. Y es que esta última será la que más minutos acapare, incluso contando con dos episodios únicamente centrados en ella. No es la primera vez que Hannah se lleva todo el protagonismo, pero se echa un poco de menos por ejemplo a la pobre Shoshanna, relegada a un par de escenas (aunque bastante buenas).

GIRLS

Que no nos cambie el paso de los años

Este inicio de temporada permite también comprobar que por muchos años que pasen, las protagonistas de Girls no van a cambiar. Hannah sigue siendo tan peculiar como siempre, haciendo que la odies o la ames según la escena. A pesar de su extraña personalidad, sigue siendo uno de los personajes más interesantes que se han construido en este tipo de series. Tan exagerada en todo pero a la vez tan natural como la vida misma. Un gran papel de Lena Dunham que sin duda echaremos de menos.

Marnie sigue en su línea, haciendo un poco lo que le da la gana sin pararse a pensar en las consecuencias. Lo que lleva haciendo desde que la conocemos, vaya. A estas alturas es imposible no quererla, incluso con sus gigantescas cagadas, pero a veces desespera ver en los fregados que se mete por no usar la cabeza cuando toca.

Jessa no aparece en gran medida en estos tres primeros episodios, pero lo poco que podemos ver de ella demuestra que no está nada arrepentida de su relación con Adam a pesar de haber perdido a una gran amiga como Hannah. Estos capítulos tratarán un poco su relación con el resto de amigas, sobre todo con su prima Shoshanna.

Ay, Shoshanna. En mi opinión el mejor personaje, y en general al que menos capítulos le dedican. En el inicio de la sexta temporada apenas podemos ver un par de escenas centradas en ella. Shoshanna es, sin duda, la protagonista que más ha cambiado desde el inicio de la serie. En estos episodios, concretamente en una escena, descubrimos una nueva faceta suya y comprobamos lo tan hasta las narices que está de todo el mundo. Y con razón.

GIRLS

Un inicio fresco y divertido

En resumen, el inicio de la sexta y última temporada de Girls ha sido un aire fresco en este invierno tan frío. Ya se echaban de menos las aventuras y desventuras de estas cuatro amigas, y sus tres primeros episodios no defraudarán a ningún seguidor de la serie.

El primero de ellos es divertidísimo, con una Hannah en estado puro y unas escenas desternillantes. Además cambia el monótono Nueva York por un nuevo escenario, lo que siempre es de agradecer. El segundo, por otro lado, toca la parte sensible y dramática de la serie, mientras que el tercero está repleto de diálogos inteligentes y tiene un final que no esperas por ningún lado.

No puedo opinar más allá de lo que he visto, pero puedo decir que la temporada no había podido comenzar de mejor forma. El tono sigue siendo el mismo y algunas de sus escenas siguen siendo igual de embarazosas, pero el nivel no decae en ningún momento y, si continúa así, despediremos a Girls por todo lo alto.