Gracias a un glitch recién descubierto, podrás acceder a una nueva zona de Zelda: Breath of the Wild totalmente inédita. Eso sí el DLC Las pruebas legendarias.

Gracias a un nuevo glitch descubierto en la última y más grande aventura de Link hasta la fecha, podemos acceder a una nueva zona de Zelda: Breath of the Wild, a la que han apodado “El filo del Mundo”.

Esto ha sido gracias al esfuerzo del Youtuber conocido como Mety333, fue quien descubrió el mencionado fallo desde el DLC Las pruebas legendarias.

En este vídeo podéis ver cómo activar el glitch y qué es lo que podemos descubrir en la extraña e ignota zona a la que se puede acceder:

Como podemos comprobar, a través de un fallo de colisiones con una caja de metal, el jugador puede salirse de las paredes y explorar así esta nueva y bizarra zona límite.

Y aunque parezca un terreno baldío, lo cierto es que muestra detalles sorprendentes, como construcciones raras, cubos gigantes fantasmagóricos muy extraños, y agua que se torna lava. Quizás, lo que más llama la atención, y a su vez da el nombre a este glitch, es el brutal abismo que podemos encontrar después de caminar unos metros. Saltar o no, es tu decisión, pero no te lo aconsejamos.

La hipótesis que se baraja acerca de este espacio, es que se trata de una especie de “almacén” donde los desarrolladores puedan tener a mano algunos de los desafíos y niveles que aparecen en el Master Trials. Aun así, resulta del todo fascinante e inquietante, darse un paseo por este lugar desolado y extraño.

Si te apetece probar este extraño glitch y lo consigues, quizás quieras dejarnos un comentario de cómo ha sido la experiencia.

¡No temas contarnos qué tal fue tu aventura, en el Filo del Mundo!