Tras un toma y daca con informaciones confusas, por fin el Gobierno de España ha anunciado la nueva línea de ayudas al videojuego.

El secretario de Estado para la Sociedad de la Información y la Agenda Digital, Jose María Lasalle, anunció ayer la nueva línea de ayudas al videojuego, que ascenderán hasta un total de 6,25 millones de euros. Y vendrán con mecanismos de control extraordinarios.

“Es indispensable poner toda nuestra atención y nuestro apoyo en la industria del videojuego”, subrayó Lasalle durante su intervención en la presentación del Libro Blanco del Desarrollo Español de Videojuegos 2017, realizado por la patronal del sector DEV. Este mes, El Español adelantó que el Ministerio de Industria, en el que se enmarca la secretaría de Estado que lidera Lasalle, había cancelado una línea de ayudas por valor de 2 millones de euros. Al poco, el propio Ministerio desmintió esa información. Entonces, afirmó que lo que había ocurrido es que las bases de la convocatoria de ayudas se iban a rediseñar “para asegurar una mayor eficiencia de los instrumentos”.

Durante su intervención el secretario Lasalle especificó que esa mayor eficiencia tenía que ver con un mayor control y una mayor fiscalización. Sobre todo a raíz de la imputación a Ignacio Pérez Dolset, cuyas empresas en el pasado recibieron financiación pública.

La línea de ayudas redefinida ha aumentado su cuantía total: de los 2 millones previstos originalmente a los 6,25 de ahora. Según especificó Lasalle, podrán presentarse todas las empresas que facturen anualmente un máximo de 2 millones de euros y que tengan, como mínimo, 6 meses de antigüedad. Además, van especialmente dirigidas a pymes y autónomos. Se concederá una sola ayuda a cada empresa, por un valor máximo de 150.000 euros. No hay fecha definitiva, aunque el secretario de Estado aseguró que comenzarían en febrero y se convocarían a través de Red.es.