Green Hill Paradise Act 2, el videojuego de Sonic en 3D hecho por fans

Los SEGAjins cuando nos juntamos hacemos verdaderas maravillas. Es el caso de este Green Hill Paradise Act 2 donde tenemos al Sonic moderno correteando por un enorme escenario recogiendo anillos a toda velocidad y saltando.

Por todos es sabido que Sonic en las 2D es la hostia. Vale que tendrá juegos mejores y peores, pero en su gran mayoría los juegos en scroll lateral con el Sonic clásico son muy buenos y todos los recordamos con buenos ojos. Pero con el paso a las 3D mi querida SEGA no tuvo claro que hacer con Sonic. Muchos han sido los videojuegos en 3D del erizo azul, siendo los Sonic Adventure los que para mi (y muchos otros amantes de Sonic) han sido los mejores juegos en tres dimensiones.

El resto… ¡Ay el resto! Es cuestión de gustos Culpables. Hay quien sigue amando los juegos de Sonic en 3D, pero debemos de ser críticos: No son todo lo buenos que deberían ser. Siempre dejan un regustillo a MEH.

Green Hill Paradise 2 tampoco es que sea el gran juego de Sonic en 3D que queremos todos, pero siempre es muy de agradecer que unos fans se pongan manos a la obra y con todo su mimo y entusiasmo saquen adelante algo tan “molón” como es este juego. Un mundo abierto inspirado en el primer nivel de Sonic The Hedgehog en SEGA Mega Drive donde podemos ir libremente recogiendo anillos y descubriendo sorpresas (han asegurado que hay muchos secretos por descubrir).

El juego está disponible para el siempre glorioso y poderoso PC Master Race de forma totalmente gratuita, así que “sus” pongo el enlace y lo descargáis muy fuerte. Ya si eso en los comentarios me decís que os parece la experiencia, que aquí uno no lo puede probar porque tiene un PC que a duras penas le va un juego flash.

¡Otra cosa! Daros prisa en descargarlo si es vuestro deseo, pues los ninjas de SEGA podrían actuar y hacer que el juego desaparezca de Internet. No sería la primera vez que una compañía se opone a este tipo de juegos hechos por fans sin ánimo de lucro. Nintendo, Konami y hasta la propia SEGA han prohibido jueguicos que tenían una pintaza increíble.