Guacamelee! Super Turbo Championship Edition - Análisis Wii U

Juan y Tostada vuelven de nuevo al ruedo… o a la cantina, vaya, en Guacamelee! Super Turbo Championship Edition  para salvar otra vez a nuestra muchachita de las manos del temible Calaca y, de paso, evitar la invasión de sus tropas del otro mundo al nuestro. Es lo que tiene hacer una nueva versión de un juego, ¿no?
ARTÍCULO ANÁLISIS guacamelee super turbo championship edition

Como siempre que hacemos cada vez que llega a nuestras manos un remake HD, una edición especial o algo mejorado, como es el caso, no nos vamos a centrar en explicar de nuevo todo lo que representa Guacamelee! sino que pasaremos directamente a ver esas supuestas mejoras o diferencias con la versión original, que son unas cuentas y, quizás, merezcan la pena.

Este Guacamelee! Super Turbo Championship Edition, además de un nombre que hace un nuevo guiño a otras ediciones sacacuartos de otras compañías (ejem) trae un puñado de detalles que harán que la experiencia del primer juego se alargue un par de horitas. ¿Qué pasa? Sí, soy torpe…

Para empezar nos vamos a encontrar con dos nuevas zonas. La primera es un pueblecito pesquero, así, la mar de mono, llamado Canal de las Flores que opone resistencia a la invasión de Calaca como si de la aldea de Asterix y Obelix se tratase. En ella encontraremos más misiones y secretos que buscar.

La otra zona añadida se trata de un Volcán, que es el lugar donde Carlos Calaca crea a su ejército. Esta parte es menos pacífica que Canal de las Flores, y que además trae un nuevo jefe final que nos va a tocar mucho las pelotas. Pero mucho, oye.

Y que no se me olvide. También están las pruebas de el Diablo, donde habrá que poner a prueba nuestras habilidades para conseguir las distintas medallas. Yo, si eso, miro para otro lado porque diestro, lo que se dice diestro, no es que sea.

Sin embargo, para contrarrestar las maldades que el señor del otro mundo nos tiene preparadas, tanto Juan como Tostada tendrán nuevas habilidades para combatirlo. La más divertida es la de poder lanzar bombitas cuando eres pollo, a modo de cagarrutas explosivas, y la segunda es más interesante, que es el modo “super guerrero” (cúanto daño hizo Dragon Ball).

Este modo se llama en realidad Intenso y lo podremos desatar para hacer que nuestros golpes, velocidad y resistencia sean más fuertes de lo normal. Contará con una barra de tiempo que, cuando se acabe, nos devolverá a la normalidad.

También aparecen unas monedas nuevas, las de plata, que quizás sea lo que menos me ha alegrado la vida de Guacamelee! Super turbo y aceites en vinagre. Estas monedas aparecen solo cuando realizamos algún tipo de hazaña como derrotar un jefe o una sala donde aparecen los enemigos. Y escasean que no veas.

¿Que qué hacemos con estas monedas? Pues comprar los trajes que nos dan potenciadores o debilitadores (dependiendo de si quieres hacerte el juego más fácil o difícil.

También se ha mejorado un poco el modo cooperativo donde ahora podremos hacer que cada uno esté en un mundo diferente a la vez, es decir, que la entrada al mundo de los muertos y el de los vivos se hará de forma individual, dándonos así mayor libertad y quitando esa sensación de second player de relleno que a veces nos jode.

Y hablando exclusivamente de la versión de Wii U, la verdad es que tiene una ventaja bastante interesante sobre otras plataformas y aunque parezca una gilipollez, posiblemente sea de lo mejorcito que permite la doble pantalla: tener el mapa siempre a mano en el GamePad. Eso sí, no te preocupes que también podremos jugar en cualquier momento solamente en el mando, pero pierde gracia.

Y poco más de nuevo tiene esta versión. Si no jugaste a Guacamelee! no sé a qué andas esperando ya que el juego es brutalmente bueno y si lo jugaste y puedes actualizarlo (solamente en PlayStation) quizás deberías de hacerlo.

 

88
82
95
82