Guía Completa Destiny - Soluciones para los códigos de error

La grandeza de los datos arrojados por Destiny en su lanzamiento no ha evitado que algunos usuarios hayan experimentado problemas a la hora de sumergirse en la experiencia de juego. A continuación os relacionamos una serie de códigos de error experimentados por los jugadores, acompañados de su solución.

guia completa destiny solucion de errores

  • Beagle: Para solucionar este error deberemos borrar y reinstalar Destiny. En cada consola se hace de una forma distinta, tú que tan bien conoces a tu consola, culpable, sabrás dónde tienes que tocarla para estimularla en esta tarea.
  • Blackbird/Chipmunk/Lime: La solución propuesta es la misma que para el error anterior, reinstalar Destiny. Si no se arreglase, debemos ver si otros juegos funcionan correctamente en la consola. Si el problema persiste, deberemos ponernos en contacto con Sony o Microsoft, según corresponda.
  • Buck/Camel: Reinicia tu actividad o reinicia el juego. Si el problema persiste, prueba a reinstalar el juego en el disco duro de la consola. Si esto tampoco sirve, prueba que otros juegos funcionen correctamente en el sistema. Si continuamos igual, deberemos ponernos en contacto con Sony o Microsoft.
  • Bull: Esto se debe a que se habría logueado una nueva cuenta mientras estuvimos jugando. Reiniciar el juego debería paliar el error.
  • Butterfly: Su síntoma es no poder conectarnos al juego, por lo que PSN o Xbox Live deben haberse caído. Mientras le ponen mercromina y unas tiritas, debemos despotricar hasta quedarnos a gusto consultar las webs de Sony o Microsoft para ver si aquella es la causa.
  • Buzzard/Vulture: No hemos iniciado sesión o no lo hemos hecho desde una cuenta PlayStation Plus o Xbox Live Gold, requisito necesario para acceder a ciertas actividades. El remedio es loguearnos en una cuenta con estas características. En el caso de la suscripción de prueba de Xbox Live Gold para Xbox 360, esto no es suficiente. Necesitamos una suscripción ordinaria si queremos jugar.
  • Caribou: Los controles parentales nos impiden el acceso a Destiny. Debemos dejar de visitar tanto YouPorn asegurarnos de que estas restricciones no se hayan activado “por error”.
  • Carp: Nos han enviado de nuevo a la pantalla de iniciar sesión. Cagarse en todo lo que verdeguea Contar despacio hasta diez y volver a entrar en nuestra sesión.
  • Cat: No podemos conectarnos al juego. Para esta dolencia, salir del juego y comprobar que tenemos descargada e instalada en el sistema la más reciente actualización de Destiny.
  • Canary: Hemos tenido un percance con la conectividad de la consola o con el hardware de red. Deberemos ejecutar un “reinicio en frío” del sistema haciendo lo siguiente:
    • Salir de Destiny y apagar la consola.
    • Con la consola completamente apagada, desconectar el enchufe de alimentación durante al menos treinta segundos.
    • Apagar y desenchufar el módem y el router y mantenerlos así durante unos treinta segundos.
    • Encendemos de nuevo el hardware de red, empezando por el módem.
    • Enchufar y encender la consola, y lanzar Destiny.
    • Volver a conectar y jugar al juego.
Destiny 13

“Me voy corriendo a GuiltyBit a ver si tienen algo para el error de picor de ojaldre, también conocido como Lombrices”

  • Caterpillar/Chicken/Chimpanzee: Intentar volver a iniciar la actividad o reiniciar el juego. Si el código de error nos sigue apareciendo, puede ser debido a que Bungie pueda estar trabajando en los servidores de Destiny. Consultar la web de la desarrolladora o sus redes sociales para confirmar que se llevan a cabo estas labores.
  • Cattle: Similar al anterior. Volver a intentar lo que estuviésemos haciendo asegurándonos de haber iniciado sesión. Si vuelve a salir el error, reiniciar el juego. En el caso de que persista, es posible que Bungie esté realizando labores con sus servidores. Consultar su web y sus redes sociales en busca de algún aviso al respecto.
  • Catfish: No hemos aceptado Acuerdo de Licencia de Usuario Final, o EULA. Sí, esa parrafada que pasabas de leerte entera antes de instalar el software y jugar al juego. El remedio es vivir al límite, culpable, acepta pues el EULA sin saber qué dice.
  • Centipede: Al parecer el más común de los errores, no podemos jugar debido algún tema relativo a la NAT. Para solucionarlo, si reintentar la actividad no surte efecto, deberemos acudir a la guía para resolver problemas de red. En resumen, deberemos abrir los siguientes puertos:
    • 7500 – 17899 (TCP) – Saliente
    • 30000 – 40399 (TCP) – Saliente
    • 35000 – 35099 (UDP) – Entrante y Saliente
    • 3074 (UDP) – Entrante y Saliente

Sony y Microsoft tienen sus propias guías para configurar nuestra conexión en sus respectivas webs. Si es la primera vez que haces esto, se recomienda hacer este proceso bajo la supervisión de un profesional o de alguien que ya lo haya realizado con éxito, si no quieres meter la pata y quedarte si acceso a la red. Si aún así el problema persiste, es posible que Bungie esté trasteando en los servidores. Consultar su página en Internet o su cuenta de Twitter.

  • Marionberry: Algo no va bien con nuestra configuración de red. El principal remedio es cerrar la sesión de Destiny, apagar y desenchufar la consola, y desconectar de la red eléctrica nuestro módem y router durante más de treinta segundos. A continuación volver a enchufar y a encender todo, empezando por el módem y el router, y probar a iniciar sesión de nuevo en el juego. Si el problema persiste, debemos consultar la guía para resolver problemas de red, incluyendo los pasos seguidos en el código de error anterior.
  • Pear: Este error afecta al correcto funcionamiento de las partidas en Xbox One. El remedio es el conocido “botonazo”, esto es, reiniciar el sistema asegurándonos de mantener presionado el botón de apagado durante varios segundos para apagarlo completamente. Se recomienda no echar la culpa a este error si estás muriendo mucho en combate. Una mala tarde la tiene cualquiera, culpable.
  • Pelican: De nuevo el control parental a escena, que nos impide acceder al contenido creado por usuarios. Aquí deberemos configurar apropiadamente estas restricciones parentales para poder acceder al contenido. Se recomienda también compartir las causas del error con la comunidad en los foros de Bungie, para que a nadie más le ocurra en el futuro.
  • Penguin: El chat de voz no funciona en PS3 o PS4 debido a las opciones de control parental. Sólo hay que modificar estas opciones siguiendo estas instrucciones.
  • Stingray: No hemos iniciado sesión en Xbox Live o PlayStation Network. Debemos loguearnos con nuestra cuenta y, en el caso de que el problema persista, consultar si Sony o Microsoft mantienen activos sus servicios en línea.
  • Urchin: Al lorito porque aquí nuestra cuenta debe haber sido baneada o tiene algún tipo de restricción similar (muy trol esto). Deberemos probar con otra actividad distinta y consultar este enlace a una página de Bungie sobre restricciones y baneos.

 

Otros códigos de error como Flatworm, Goat y Elephant están apareciendo también. Bungie ha declarado que se tratan de “errores generales de red” y que se está trabajando para solucionarlos. Si alguno de estos errores persistiese, se recomienda acudir a la guía para resolver problemas de red y seguir los pasos indicados para el error Centipede.

Desde GuiltyBit deseamos que estos métodos te permitan disfrutar al completo de la experiencia de Destiny, y en el caso de que suceda algún otro error distinto, lo pongas en común con la comunidad culpable a ver si entre todos somos capaces de solventarlo.

 


 Índice de la Guía