Guiltronomía (I): Bizcocho de Hamorrrr

Nuevamente, en GuiltyBit innovamos con una nueva sección, ¡¡Guiltronomía!! Sí culpables, os vamos a introducir en el mundo de la cocina. ¿Y qué tendrá que ver esto con los videojuegos? os preguntareis. ¿Acaso vuestros héroes no comen? ¿Acaso vosotros no coméis , que sería de esas cazas en Metal Gear, o de esos cerebros que tan ricos les saben a los zombis y un innumerable etcétera. Y además, entre vicio y vicio, ¿qué mejor que reponer energías comiendo algo hecho con nuestras propias manos? (Recordar lavároslas antes de comenzar ¬_¬)

En esta primera receta, no vamos a realizar ninguna receta respecto a algún videojuego, sera una receta estilo GuiltyBit, una receta con mucho hamorrr para repartir entre todos vosotros, culpables.

Bien, comencemos con la primera de muchas recetas que tenemos en mente para vosotros, serán explicadas lo mejor posible para que todos podáis hacerlas ^_^ . Y no os preocupéis  que si no sale a la primera, ¡a la siguiente saldrá mejor!

 

Bizcocho de mandarina con mucho hamorrrr <3

 

INGREDIENTES

270 Gramos de azúcar
170 Gramos de harina
20 Gramos de aceite (unas tres cucharadas generosas)
3 huevos
1 sobre de lavadura
2 mandarinas

Receta

Vamos al lío, una vez tengamos todos los ingredientes localizados y preparados, procederemos a comenzar a realizar nuestro magnífico bizcocho de mandarina. Lo primero que haremos será cortar la parte superior e inferior de las mandarinas como podemos observar en la foto numerada como 1.

A continuación introduciremos las mandarinas con cáscara incluida en un recipiente (el que tengáis disponible) y lo batiremos bien, que no queden trozos grandes, al estilo de una papilla. El resultado seráel que podemos ver en la foto 2.

Ahora iremos añadiendo el azúcar poco a poco y seguiremos batiendo, hacedlo poco a poco, que se os puede sobrecalentar la batidora de tanto azúcar ^_^ (3). Tras esto, añadiremos los 3 huevos (sin cáscara, por favor) a nuestro recipiente y lo batiremos durante 3/4 minutos sin parar (4). Esto nos servirá para darle mejor textura a nuestro bizcocho. Os quedará algo como lo que podéis apreciar en las  fotos (5).

Bien, una vez realizados los pasos anteriores, verteremos el contenido de nuestro recipiente en un bol, ensaladera o otro recipiente de un mayor tamaño para poder trabajar mejor, en mi caso he usado una ensaladera.

Una vez que hemos cambiado de recipiente, añadiremos el aceite (6), y lo batiremos, pero esta vez sin la batidora, usaremos las varillas de toda la vida, no seáis vagos <3

Cuando hemos  incorporado el aceite, echaremos la harina mezclada con la levadura. Para este paso, tamizaremos previamente la harina (7). ¿Y qué es tamizar? Explicándolo básicamente, se trata de no dejar grumos (en este caso de harina), usaremos un colador para hacerlo de forma sencilla, que no estamos para complicaciones.

Como podéis apreciar en las fotos, nuestra masa tiene un color más rojizo (8), esto es debido a que le hemos incorporado un tinte alimenticio que venden en cualquier gran superficie, podéis añadirlo o no, eso os lo dejo en vuestras manos de chefs.

Bien con esto ya tendremos la masa de nuestro bizcocho preparada. Ahora deberemos de poner a calentar el horno a 180º, fuego medio que lo llaman, con ambos fuegos activados, tanto el superior como el inferior, para que se nos haga bien.

Preparación del molde

En nuestro caso, hemos usado un molde con la forma de corazón, vosotros podréis usar cualquier molde que tengáis disponible, los de silicona están bastante bien, pero vamos, cualquiera para hornear. Un pequeño truco para que no se nos pegue el bizcocho al molde (esto normalmente con los de silicona no pasa) es untar el molde con mantequilla y esparcir harina (9)

A continuación, una vez preparado el molde, procederemos a echar nuestra masa (10), y una vez el horno se haya calentado, introduciremos el molde y esperaremos hasta que esté hecho.

EL TRUCO (en mayúsculas y negrita, culpables) para saber si el bizcocho esta ya cocinado o no, es “pincharlo” en el centro con una varilla de aluminio, como la de los pinchos morunos, si ésta sale limpia quiere decir que ya está hecho, por el contrario deberemos dejarlo un rato más en el horno (11)

Y tras decorarlo un poquito con el nombre de la web, este es nuestro resultado.

 

 

Puede que os haya parecido mucho texto para una receta tan “sencilla”, pero quería explicar cada paso lo mejor posible, de todos modos, ¡cualquier duda ponedla en un comentario e intentaremos ayudaros!

Y por último, si os animáis a hacer este bizcocho, ¡subid la foto de vuestras creaciones! Esperemos que os haya gustado la sección y….¡¡ volveremos con más y mejor!!