Guiltronomía (II): Hojaldre al estilo Moguri

Nuevamente os traemos una magnifica receta para que podáis saciar vuestras necesidad biológicas mientras jugamos, jugamos y jugamos más (que nos conocemos). Esta vez os traemos una receta sacada de un objeto de uno de vuestros juegos favoritos.

Hablamos del Final Fantaxy XI y de su grandiosa tarta de manzana moguri que tan a gusto comprábamos en sus tiendas. Pero no os preocupéis, que se trata de una tarda al estilo Moguri, no hecha de moguris. Animalitos, con lo majos que son, así que, vamos a ponernos con las manos en la masa, que tenemos que volver a la consola a la da ¡ya!

HOJALDRE AL ESTILO MOGURI

 

INGREDIENTES

400 g de Manzana (unas 2/3 piezas)
25 g de Mantequilla
25 ml de agua
50 g de azúcar
Media cucharada de canela en polvo
Pan rallado
Hojaldre
1 huevo

 

Receta

Bueno, procedemos a empezar con esta nueva receta, como ya sabéis, cualquier duda que os surja ponerla en los comentarios que gustosamente os responderemos.

Para empezar, pondremos a precalentar el horno a 220º con los dos fuegos activados (como en la receta anterior). Ahora procederemos a cortar las manzanas (1), las pelaremos y las haremos cachitos pequeños (2) y luego más pequeños (3), con cuidadín de no cortarnos. Un pequeño truco para conservarlas mientras las damos uso, es meterlas en un recipiente con agua para que no se nos oxiden (en lenguaje normal, que no se nos pongan feas).

Tras esto, pondremos una sarten a calentar a fuego medio con la mantequilla (4). Una vez que la mantequilla se haya desecho, echaremos en la sarten las manzanas, el agua, el azúcar y la canela (5) y tras unos 6/8 minutos, comprobaremos que las manzanas ya se han ablandado y las retiraremos del fuego.

Una vez retirado de la sarten quitaremos un poco del caldo que queda y lo pasaremos por un pasa pures (6). Nosotros es que somos muy especialistas para poder ofreceros a vosotros, culpables, lo mejor, pero si no disponemos de uno, podremos usar una batidora pero a una velocidad baja.

Bien, una vez pasadas las manzanas echaremos un par de puñados de pan rallado (TRUCO DEL CHEF: esto es para que adquiera consistencia) y moveremos (7). El resultado, aunque realmente se parezca a un pobre y desvalido moguri triturado, ya os digo que esta de vicio. Tened paciencia.

Una vez realizado lo anterior, procederemos a trabajar con el hojaldre. En nuestro caso es una masa que se puede comprar en cualquier centro comercial, aunque si queréis la podéis hacer casera. Pero fijaron bien ¿eh? que hay varios tipos de hojaldres en los supers. Hay que buscar el que es específico para hojaldres, que hay otros similares, pero para otros usos.

Comenzamos: una vez extendida la masa la cortaremos por la mitad y de cada parte saldrá una trenza. En nuestro caso saldrán dos aunque es decisión vuestra hacerlas del tamaño que os guste, es decir, que podéis elegir hacerlas más pequeñas en plan “para picar fuera de casa” o más grande, para impresionar a vuestros invitados.

Es aquí donde tendremos el momento creativo, ya que en este paso le daremos forma de trenza a nuestras tartitas, para ello, realizaremos varios cortes en diagonal (8). Tras realizar los cortes, en un plato aparte batiremos un huevo y lo usaremos para “pintar” el hojaldre. sto es tan sencillo como coger un pincel de cocina y ponerle una capa fina por encima (o si no tenemos, esparcirlo con una cuchara). Esto lo que va a hacer es darle ese toque dorado y brillante cuando salga del horno.

En el centro de nuestro hojaldre partido echaremos parte del relleno de manzana que hicimos anteriormente (9). Básicamente, si vamos a hacer dos, echaremos la mitad, pero tenemos que tener en cuenta el tamaño de la trenza. No nos pasemos o se nos saldrá relleno por todas partes.

Ahora para realizar la trenza, únicamente iremos poniendo lateral derecho, lateral izquierdo y así hasta llegar al final y tendremos nuestra trenza formada, como si estuviésemos peinando a nuestra hermana pequeña, pero sin ponerle chicle enmedio(10).

Ahora prepararemos la placa del horno, simplemente pondremos un trozo de papel parafinado (si lo compramos, es el que indica especial para horno/cocina). Pondremos las trenzas en el centro de la placa y las pintaremos con huevo como hicimos anteriormente con el hojaldre (11).

Lo meteremos al horno y dejaremos durante 20/25 minutos, en cuanto se haya dorado el hojaldre lo sacaremos del horno y ya estarán listas. No ha sido tan complicado, ¿verdad?

 

Para acompañarlas, podremos hacerlo con lo que queráis, pero os aconsejo hacerlo con helado de vainilla, pura delicia, pero recordad, no debéis venderlo a menos de 120g, que si no, ¡habremos trabajado para nada!

Y ya sabéis, esperamos las fotos de vuestras creaciones y críticas al respecto! Hasta la próxima #culpables