Todd M. Miller, un joven de 23 años de edad, que había estado implicado presuntamente en el hackeo de PlayStation Network en abril de 2011, destruyó los discos duros de los ordenadores con los que colaboró a realizar la famosa caída de la plataforma de Sony. Con ello se ha librado de una condena que ascendía hasta 20 años de cárcel junto a una multa de 250 mil dólares.

Por esto, ha sido sentenciado únicamente a un año de arresto domiciliario, 3 de libertad condicional, así como terminar los estudios de forma obligatoria. Con ello la sentencia se ha quedado en obstrucción de una investigación federal y del trabajo del FBI. Esta librada por los pelos no sólo lo ha salvado a él, sino que también a otro implicado del que se desconoce su nombre.

PSN-Logo1-680x300

El ataque cibernético a PlayStation Network en 2011 comprometió millones de cuentas, dejó a los usuarios sin servicio por semanas y supuso una mancha terrible en la historia de Sony y de las consolas en general, algo de lo que parece que poco a poco se ha ido recuperando.

Fuente: Gamespot

Artículos relacionados

2
Leave a Reply

Please Login to comment
2 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
2 Comment authors
Duxtrosarri Recent comment authors
  Subscribe  
newest oldest most voted
Notify of
sarri
Member

Le ha ido del canto de un duro. A saber lo que hay detrás de todo esto, no creo que sea tan fácil librarse de la justicia.

Duxtro
Member
Duxtro

Joder, el tio se ve que era bueno y bastante por que para librarse de semejante cosa flipa,Sony debe haberse cabreado al ver que no ha conseguido hacer justicia como le gustaria