El mismísimo Mark Hamill defiende a muerte las precuelas de Star Wars

Luke Skywalker usa la Fuerza para defender a muerte las tres películas malditas de Star Wars. Mark Hamill no se explica el odio general que se tiene a los Episodios I, II y III.

Pocos han sido los que se han atrevido a defender públicamente las precuelas de Star Wars. Los tres episodios previos de la trilogía original son el centro de la diana de los fans más indignados casi diariamente. Pero sin esperarlo, de repente, ha salido un fan debajo de las piedras para defender las infames historias de cómo Darth Vader se convirtió en un lord tenebroso, y no es otro que Mark Hamill, el mismísimo Luke Skywalker.

Hamill ha salido al paso en declaraciones a Vulture de lo que para él ha sido un trato injusto al argumento de los filmes y de la actuación del pequeño (por aquel entonces) Jake Lloyd, Anakin Skywalker en La Amenaza Fantasma. “No puedo creer muchas de las cosas que se escribieron sobre las precuelas”, afirma Hamill. “Todavía estoy enfadado por la forma en la que se trató a Jake Lloyd”.

“El solo tenía diez años. Hizo exactamente lo que George [Lucas] deseaba que hiciera”, comenta Hamill. Sin embargo, a pesar de la férrea defensa realizada, el actor terminó reconociendo que La Amenaza Fantasma tenía “diálogos torpes”.

A Hamill le volveremos a ver en su icónico rol de Luke Skywalker en diciembre con el estreno de Star Wars: The Last Jedi, el octavo episodio de la saga galáctica. En la película contará con un mayor protagonismo después de los acontecimientos narrados en El despertar de la Fuerza.

The Last Jedi será la despedida ¿definitiva? de la hermana en la ficción de Hamill. Carrie Fisher falleció en los últimos días de 2016 y el octavo episodio será todo un homenaje a uno de los personajes más conocidos del séptimo arte, la princesa Leía.