Aloy se estrena con un apartado técnico envidiable

Una de las cosas que más me preocupaban, y seguro que a ti y a tu grupo de Wassap gamer también, era el hecho de si nos íbamos a comer un downgrade los que jugamos con PS4 normal, o si nos dejaría decepcionados a nivel gráfico, máxime con el hype que había levantado lo visto hasta ahora. Pues bien, he de deciros que, habiendo jugado sin el parche de optimización que llegará el 1 de marzo, Horizon se ve de miedo. Las cinemáticas son soberbias, con una captura de gestos realmente espectacular, si bien en ocasiones había algún tipo de problema con la física del pelo que rozaba el cuerpo, aunque creo que es una de las cosas que solucionará la actualización del primer día.

El motor del juego aguanta con desahogo una tasa de 30 fps estables -no ha podido con los 60 cuadros por segundo-, haciendo gala de una distancia de dibujado óptima en la que se aplaude la casi total ausencia de popping, un mal endémico de este tipo de juegos tan grandes. El clima varía en tiempo real (lluvia, nieve, niebla, tormentas de arena, ventiscas…), así como el ciclo entre el día y la noche, dejándonos situaciones que nos pueden beneficiar o perjudicar en cuestión de minutos.

LEER MÁS:  ¿Te apetece charlar con nosotros? Estrenamos servidor de Discord

Horizon Zero Dawn

No todo es maravilloso a nivel gráfico, no te creas, ya que he echado en falta una cosa tan básica como que cuando Aloy pisa la nieve no deja huella, y lo mismo con los charcos. ¿Una nimiedad? Puede, pero entre tanta floritura gráfica se nota la ausencia de esos detalles. Otro aspecto técnico que te deja frío es el excesivo tiempo de carga que a veces transcurre en los viajes rápidos por el mapeado. Joder, a veces te queda la sensación de que si hubieras ido andando habrías tardado más o menos lo mismo.

El apartado sonoro, sin embargo, es inmaculado e intachable. Los gruñidos de los animales mecánicos son, nunca mejor dicho, bestiales. Jugar con un buen 5.1 te puede poner más tenso que Espinete en una cama de velcro, en serio. Las diferentes armas suenan con personalidad propia e incluso cada flecha o proyectil tienen un sonido característico al ser lanzados.

La música parece ir montada en montaña rusa, y pasaremos de la nada al instrumental según pisemos uno u otro territorio, o dependiendo de si nos acechan o no enemigos. Guerrilla ha dado con la tecla al elegir su tema principal; una melodía que se te graba en la memoria para bien. Un clásico instántaneo de la música de videojuegos.

LEER MÁS:  Los juegos de David Cage se lanzarán en formato físico en PC

Mención aparte merece el estupendo doblaje al castellano del que te hemos hablado ya en varias ocasiones. Al principio Aloy te recordará demasiado a la actriz que le pone voz -Michelle Jenner-, pero poco a poco la artista va modelando el personaje, dándole calor y personalidad propia. El resto del elenco son actores de doblaje de primera línea y llevan a cabo un trabajo más que notable. Bravo por Sony y su apuesta por la localización completa de sus triples A.

Venga, una página más y cierro el chiringuito.

1 2 3 4