Los desarrolladores de Horizon Zero Dawn explican su mundo abierto

Horizon Zero Dawn tiene pintaza, y una de las cosas que promete es un gran mundo abierto lleno de posibilidades. Guerrilla Games nos cuenta un poco más del mundo en un pequeño vídeo.

Horizon Zero Dawn es un juego que tiene bastante buena pinta, o al menos eso parece. Uno de sus grandes atractivos será su mundo abierto con tantos buenos paisajes y lleno de robots. Pues los creadores, Guerrilla Games, se han puesto a hablar precisamente del mundo que nos encontraremos en esta nueva aventura en un nuevo vídeo.

El punto principal que se trata en el vídeo es que, al contrario que en Killzone (su juego más conocido) que es un shooter lineal, el mundo de Horizon, que según ellos es un RPG que se juega como un juego de acción (o un ARPJ de toda la vida), es abierto y lleno de posibilidades. Según dicen en el vídeo, el mapa del juego estará dividido en diferentes, como ellos llaman, ecotopos. Puestos a tocar las narices, un ecotopo es uno de los elementos que conforman un ecosistema, que se componen de vida biológica. Dudo que esos dinosaurios estén vivos o sean biológicos, pero bueno.

El caso es que cada una de estas zonas tendrán sus propios dinosaurios robots con comportamientos e interacciones con el entorno diferentes, su flora y variarán mucho entre sí, desde un bosque hasta la típica montaña nevada. Además de eso también habrá ciclo día y noche y condiciones climáticas variantes dependiendo del ecotopo en el que te encuentres.

horizon zero dawn mundo abierto

Además de eso lo que podemos ver en el vídeo, como siempre, es cuanto menos prometedor y muy bonito (está grabado desde una Playstation 4 Pro). Aunque me resulta curioso lo que se parece este juego, al menos en estos trozos de gameplay que se ven en el vídeo, a Rise of the Tomb Raider. De hecho, hay un momento al principio en el que dicen “[…] todos lo vemos como una gran oportunidad para crear algo nuevo y diferente”. Me resulta muy paradójico que digan eso de un juego que, al menos a mí, me parece una mezcla entre el juego prototípico de mundo abierto número 274 de Ubisoft y Tomb Raider, pero bien hecho del todo.

Ya veremos cómo sale y cómo llega a nuestras manos a partir de marzo del año que viene. Pero no lo neguemos, es uno de los juegos que más esperamos de 2017. Si es que no se acaba retrasando.