impresiones de Byleth en Super Smash Bros. Ultimate

Impresiones de Byleth en Super Smash Bros. Ultimate

Os contamos que nos parece el último fichaje de Fire Emblem: Three Houses con las impresiones de Byleth en Super Smash Bros. Ultimate.

El Fighter Pass Vol. 1 del «smasher» de Nintendo llega a su fin y no sin cierta polémica. La mayoría de jugadores no apostábamos con que la última incorporación fuese otro personaje de Fire Emblem. No vamos a negar que tras jugar unas cuantas horas, las impresiones de Byleth en Super Smash Bros. Ultimate son más que satisfactorias, pero sigue sintiéndose que ocupa un hueco que debería estar cubierto por un personaje de una franquicia menos saturada.

En este artículo no voy a rajar del «overboking» de personajes de Fire Emblem porque no es lo que toca, eso lo veréis más tarde en otro artículo rebonito que estoy preparando. Mientras tanto, centrémonos en diseccionar las herramientas que Byleth posee para engatusarnos en el campo de batalla.

Las reliquias de los representantes de cada casa

Byleth presenta un estilo de combate muy característico, sobre todo si lo comparamos con el resto de la familia firemblemiriana, puesto que carece de combos con espadas (sí, para flipar) y no es el enésimo echo de Marth. Tampoco posee contraataque como tienen el resto -salvando las distancias con Daraen-. No obstante, presenta un control un tanto curioso y es más pesado de lo que parece.

Con B neutral haremos un disparo con el arco de Claude, cuanto más lo carguemos más daño hará, siendo su potencia máxima capaz de fulminar a cualquier enemigo que tenga más de un 40% de daño acumulado. Claro está, llegar a este nivel tarda lo suyo y quedaremos expuestos por todas partes. Si pulsamos B direccional asestaremos un barrido lateral con la lanza de Dimitri, un ataque rápido, potente y que sirve para hacer un barrido que coge una distancia interesante.

Mientras tanto, con B arriba usaremos la reliquia propia de Byleth, la Espada del Creador, en su forma de látigo, que nos permitirá atacar a los enemigos que se nos abalancen por encima de nuestra cabeza. Además, si lo usamos cuando estemos cayendo del ring, podremos engancharnos en el borde como si del Vampire Killer de Simon/Righter se tratase. Por último y no menos importante, con B abajo realizaremos un ataque cargado con el hacha de Edelgard, pudiendo dirigir el golpe tanto adelante como hacia atrás antes de que finalice su carga.

El B arriba puede lanzar a tus oponentes fuera del ring con facilidad si te vienen desde arriba.

Un personaje lento pero con daño contundente

Básicamente, el principal defecto que le he notado al personaje reside en su velocidad. Aunque está compensado con valores altos de daño con su repertorio de ataques, lo noto muy lento a la hora de desplazarse. También a la hora de responder al mando. En cierta medida, me recuerda a Ike, pero sin la salvedad que tenía éste de zafarse con contraataques rápidos y esos golpes Smash que «deleteaban» hasta a tu cuñado cuando se ponía pesado en el bar.

No obstante, su recuperación con el B arriba es genial para chapuceros que no se saben recuperar con propiedad (como aquí el menda) ya que apunta automáticamente al borde y tiene bastante distancia. No ocurre lo mismo con los héroes de Castlevania, puesto que ahí el jugador no solo tiene que calcular el timing, si no que tiene que apuntar con el stick de forma precisa al borde para poder salvarse.

El hacha cargada hace un daño tremebundo pero el área de impacto me parece irrisorio en comparación, más si notamos como el efecto visual se solapa con los rivales impactados y comprobamos, para nuestra desgracia, que no reciben el daño. Por suerte, el ataque lateral que ofrece la lanza es genial para spamear, no solo cubre mucho rango sino que además el daño que provoca es inmenso para lo rápido que se ejecuta.

En cuanto a agarres, el personaje es bastante común: poco alcance, puede combearse y hace un daño dentro de la media. Sus escudos no tienen diferencia alguna con el resto de personajes de Fire Emblem. Lo que sí es un poco chof son sus combos, pues su ataque base con A tiene 2-3 hits muy cutres, no posee desplazamiento y responde tardíamente al mando. Sus ataques Smash están algo mejor, tardan en cargar más que la media pero se compensa con un daño porcentual mayor. Algo que se traslada a sus ataques en carrera, más lentos pero haciendo más daño (como Ganondorf pero sin ser tan animal de bellota) y a sus ataques aéreos.

El combate no se pausará cuando se realice la transición de escenario.

Despliegue visual, referencias absolutas a su juego de origen

Los personajes de Super Smash Bros. Ultimate suelen estar muy cuidados, y no solo en lo jugable. Es menester que contengan algunas referencias a sus sagas de referencia o a otros iconos del videojuego. En este caso, las que encontramos se centran puramente en Fire Emblem: Three Houses. Sin ir más lejos, su selección de colores nos dan muchas pistas.

Por un lado, tenemos a Byleth chico y Byleth chica, tal y como podíamos escoger en el RPG original. Seguido a ellos podemos seleccionar a los representantes de cada casa del Monasterio de Garreg. Tenemos la paleta de colores que emula a Byleth chico como Dimitri y otra para lo mismo con Claude. Para Byleth chica tenemos lo propio para Edelgard. Y ahí no acaba la cosa. Sakurai no se olvidó de poner el color de Rhea (sacerdotisa del videojuego) para Byleth chica también. Y -ojo con el spoiler- las versiones con pelo verde de ambos Byleth, look que muestran hacia la mitad de la partida.

El mapa que viene con el DLC no es otro que el mismo monasterio. Está dividido en 4 áreas: el mercado, el puente, el pasillo y la cámara principal. En cada una podremos ver al líder de cada casa con 2 personajes más de su bando animándonos de background. La verdad es que el escenario ofrece formas muy variadas de gameplay. Una sección tendrá las clásicas plataformas, mientras que otro tendrá barreras laterales, al mas puro estilo del mapa de Shadow Mouses. Sin olvidar que el puente no tendrá caídas pero sí estará ausente de barreras, como si se tratase del puente de Twilight Princess.

Byleth viene cargado/a con muchas pistas de Fire Emblem: Three Houses

Puede que algunos fichajes vengan con su lista de Spotify algo vacía *tos* Cloud Striffe *tos* pero Byleth tenía ganas de marcha y se ha traído una buena selección. No es para menos, la banda sonora de Three Houses es una auténtica delicia. Poder disfrutar de temazos como el Main Theme en sus dos versiones -inglesa y japonesa- o de los Vientos de Fodlan mientras combatimos nos inyecta esa falta de motivación que nos lleva a realizar jugosos combacks (sí, es todo una flipada del redactor que no gana ni una, dejadle disfrutar de su imaginación).

Sin contar las ventitantas que ya había previas de la saga, se añaden un total de 11 pistas nuevas de Fire Emblem en el smasher de Nintendo. Es cierto que hablamos de una franquicia con una OST muy variada, pero con esta cantidad es difícil no contentar a todo el mundo. En mi caso tengo ya 3 de mis pistas favoritas así que ya puedo conciliar el sueño perfectamente.

Su ataque Ultimate puede pillar hasta 4 personajes de un latigazo. Hace mucho daño pero su rango es limitado.

En que queda la cosa, ¿es un buen personaje al final?

Pues hablamos de uno de los personajes más originales del repertorio de Fire Emblem. Tiene ataques bastante característicos, acercándose más al gameplay de personajes como Ganondorf o Ike que a Marth o a Roy como solía suceder con la mayoría. Es un personaje pesado y lento, como hemos dejado claro a lo largo del texto y con el que cuesta hacerse por su baja reacción a los mandos, algo que compensa el desmesurado poder de sus ataques especiales.

En general me ha convencido. Me parece un personaje que puede marcar una pauta interesante en el competitivo. La ausencia de contras obliga a ser más cuidadoso con él que de costumbre y a vigilar bien los momentos para hacer impactos contundentes con su arco y el hacha, como sucede con el B neutral de Capitán Falcon.