Las Impresiones finales de Monster Hunter World nos dejan con ganas de caza

Enero está a la vuelta de la esquina y eso significa que toca prepararse para cazar monstruos. Nosotros ya estamos preparados y os lo contamos en estas impresiones finales de Monster Hunter World

Hoy tenemos muy buenas noticias para los cazadores de todo el mundo. El día 16 pudimos probar, gracias a Koch Media, Monster Hunter World. El juego sale en enero y la versión que probamos estaba ya bastante pulida, por lo que estas son nuestras impresiones finales de Monster Hunter World.

impresiones finales de Monster Hunter World

Te meto un lengüetazo que te reviento.

Tengo que admitir que salí bastante más contento que la otra vez que fui a probar el juego. Con una versión más completa ya nos hacemos una idea de por dónde irá el título de Capcom. El salto de la saga no es sólo de calidad gráfica, si no que se ve reflejado en varios aspectos de la historia, los personajes y los monstruos. Habrá cambios que agradecerán desde los más veteranos hasta los novatos mientras que otros cambios puede generar alguna que otra polémica. Pero no nos alejemos de la realidad, Monster Hunter apunta ser uno de las grandes de 2018.

La historia tiene muchos elementos para triunfar

Lo que más me sorprendió para bien fue la historia. Esta vez nos vamos a encontrar con una historia mucho más madura y mucho más profunda. Las intenciones se ven desde el primer momento del juego Y aunque todavía no puedo revelados nada, estoy seguro de que no os decepcionará. En cuanto a la historia, también cabe destacar el doblaje. Os mentiría si no os dijera que es raro ver a los personajes hablar castellano. De todas formas, es un trabajo muy bueno y más de uno quedará encantado. Aún así, para los más puristas y haters también están disponibles las voces de toda la vida (si, los ruidos esos que nadie entiende).

Por fin se podrá ver el árbol de armas

Otra de las cosas que más me sorprendió fue la forja. Se acabó el buscar en internet árboles de armas, apuntárselos en libretas, imprimirlos etc. Ahora desde el propio juego podremos ver el árbol de armas y el set de armaduras de cada monstruo. Esto es una mejora que se pedía a gritos y por fin se escucharon nuestras plegarias y no sabéis lo feliz que me hace escribir esto en estas impresiones finales de Monster Hunter World.

Las luciérnagas siguen sin convencer

Pero en la caza sigo encontrando buenas y malas cosas. El sistema de rastreo de monstruos sigue sin convencerme. Las luciérnagas que nos acompañaran esta vez molestaron más que la anterior. Hubo momentos en los que incluso me perdí por culpa de ellas. Es cierto que son necesarias sobre todo al principio del juego, cuando no estamos familiarizados ni con los mapas ni con las zonas. Pero entre que señalan los objetos de recolección, los rastros, y demás chorradas que nos encontramos por el mapa, a veces resulta lioso seguirlo todo.

Por otro lado, esta vez puede profundizar más en los combos y habilidades de las armas. Ya se adelantó que hay bastantes combos y que dependiendo del arma podéis usar el entorno para atacar, además hay armas que nos permitirán pegarnos a los monstruos en ciertos ataques. Sin duda hay algunos muy buenos que sorprenderán hasta a los más veteranos de la saga.

Un multijugador mucho más accesible

Esta vez también pude probar el multijugador, y la verdad es que las sensaciones son buenas. Ahora ya no es necesario que todos empiecen la misión al mismo tiempo. Imagina que te crees un hunter pro y vas solo a por un bichejo complicado. Cuando ves que te está dando la del pulpo te arrepientes y dices: “ojalá la hubiese hecho en multijugador”. Ahora podréis lanzar una bengala de auxilio para que el resto de jugadores sepa que sois unos paquetes y necesitáis ayuda. Se incorporarán a la misión aunque ya se haya iniciado y podrán sacaros las castañas del fuego o podréis perder todos juntos.

Para finalizar estas impresiones finales de Monster Hunter World, os diré que poco a poco se van disipando los miedos que le tenía al juego. Está claro que están enfocándose más en abrir el juego y que no sea tan de nicho. Evidentemente, hasta tener la versión final no podré daros una opinión total. Si hasta que salga el juego me siguen aguantando por la redacción os traeré un análisis monstruoso (no me despidas por el chiste jefe).