IndieBit - Danmaku Unlimited 2

Después de destacarse en la App Store como uno de los mejores matamarcianos independientes del año pasado, Danmaku Unlimited 2 fue también lanzado para Android y PC; versión esta última que, tras llevar algunos meses disponible en plataformas como Playism, desembarca ahora en Steam para hacer las delicias de los amantes de los Shmups en general y de los fanáticos de Dodonpachi, y otros vástagos de Cave, en particular.

articulo indiebitdanmaku unlimited 2

Desde luego Danmaku Unlimited 2 va de frente. Su título (Danmaku es la palabra japonesa utilizada para referirse al subgénero conocido aquí como Bullet Hell) y alguna que otra captura son suficientes para hacernos una clarísima idea de lo que nos vamos a encontrar. Y lo obvio termina por confirmarse desde el primer segundo de juego: la obra de Doragon Entertaiment bebe hasta atragantarse de la filosofía Cave, corroborando al instante la pasión por los Shmups japoneses que Sunny Tam (único responsable del título) confiesa en el blog del estudio.

Dicho esto, no es necesario detenernos a comentar aspectos como el sistema de control, duración, desarrollo de los niveles, modos de juegos… ya que todo en Danmaku Unlimited sigue a pie juntillas la mecánica marcada por los títulos de esencia “Caveniana”.

No obstante, si eres novato en el género y estos “palabros” como Danmaku, Bullet Hell, Shmup o Cave te están resultando tan extraños como el doblaje de Sine Mora, tranquilo, porque todo se arregla con una pequeña lección de culpabilidad old school:

danamaku_unlimited_2_2

danamaku_unlimited_2_1

Shmup es una abreviatura de Shoot’em up, o sea, una forma de hacernos los guays y los entendidos a la hora de designar a los matamarcianos de toda la vida. Pues bien, el principal exponente de este género durante los últimos años ha sido la compañía japonesa Cave, cuyos juegos se caracterizan por una cantidad auténticamente masiva y demencial de disparos enemigos en pantalla que se compensan con un reducidísimo punto de impacto (lugar donde tiene que golpear un proyectil para causar daño) de nuestra nave para facilitar la esquiva. Y esto es, a grandes rasgos, el estilo de juego conocido como Bullet Hell/Danmaku.

Didáctica barata aparte y retomando el tema, lo cierto es que Danmaku Unlimited 2 recoge con tal fidelidad y rigor los elementos típicos de cualquier Bullet Hell japonés que cuesta hacerse a la idea de que se trata de un título desarrollado en Canadá y no en el país del Sol Naciente. Bueno, sí que hay un apartado del juego que es genuinamente made in Japan, y éste no es otro que su banda sonora, que corre a cargo del grupo de J-Rock Blankfield. Guitarreo del bueno que encaja como anillo al dedo con el ritmo endiablado que marcan las coloridas (y letales) coreografías de proyectiles enemigos.

danamaku_unlimited_2_4

danamaku_unlimited_2_3

Sin embargo, aunque en el plano jugable Danmaku Unlimited 2 pasa el examen con nota, no se puede decir lo mismo de su apartado gráfico/artístico, donde el título se muestra demasiado modesto. Los mil y un patrones de balas de colores llenando la pantalla siempre producen un efecto visual espectacular pero, más allá de eso, los escenarios son increíblemente simples, la variedad de las naves adversarias escasa y el diseño de estas se encuentra a años luz de lo visto en otros Shmups. Pero miremos el lado bueno, esta sencillez conlleva unos requisitos técnicos muy básicos. Así que, a no ser que sigas usando el ordenador que te regalaron por tu primera comunión, podrás jugar a Danmaku Unlimited en cualquier equipo (sí, en el del trabajo también, pero no hemos dicho nada).

A pesar de esto, hay que reconocer que el juego tiene algunos detalles interesantes como, por ejemplo, su sistema de progresión. Al inicio de cada partida se muestra un listado con las tres armas, el número de impactos que aguantará nuestra nave, la cantidad de vidas y, por último, los continues disponibles. Potenciar cada uno de estos apartados cuesta una cantidad determinada de puntos. Después de cada mensaje de Game Over, el sistema nos asigna un número de puntos en función de lo bien que hayamos jugado. Estos puntos son acumulativos, de manera que cuantas más veces juguemos, tendremos más potencia, más escudo y más vidas a nuestra disposición. Los puntos invertidos, además, pueden recuperarse en cualquier momento, con lo que podemos configurar los parámetros a nuestro gusto en cada nueva partida.

danamaku_unlimited_2_6

danamaku_unlimited_2_5

Otro aspecto a destacar es lo bien ajustada que está la dificultad. En la mayoría de títulos de este género, es casi indiferente el nivel de dificultad que seleccionemos puesto que todos, incluso los más bajos, suelen suponer un reto imposible para “simples humanos” y sólo al alcance de verdaderos superdotados del arcade stick. No vamos a decir tampoco que Danmaku Unlimited 2 sea un juego fácil, pero lo cierto es que cada uno de sus cuatro niveles representan un salto cualitativo importante, ajustándose a los distintos perfiles de jugador. De esta manera, todos quedarán satisfechos. Los menos habituados a los Shmups podrán, con un poco de práctica, terminar el juego en el nivel easy, mientras que los más masoquistas hardcore verán colmados sus deseos con los niveles hard y extreme.

A la vista de lo expuesto, queda claro que Danmaku Unlimited 2 no va a romper ningún molde ni va a suponer ninguna vuelta de tuerca para un género en horas bajas, pero es que tampoco lo pretende. Su propuesta es otra, y se fundamenta en dos grades pilares: el respeto y la coherencia. Respeto y profunda admiración (que no plagio) hacia una forma de entender los videjuegos con tantísima tradición a sus espaldas; y coherencia para ser capaz, a pesar de sus limitaciones,  de ofrecer lo que se espera de un buen Bullet Hell, que no es otra cosa que acción frenética y diversión directa sin complicación alguna. Y os aseguro que, seáis maniáticos de los matamarcianos o no, en Danmaku Unlimited 2 encontraréis bastante de esos dos elementos.