IndieBit - Space Rotary

A veces pienso que los aficionados a los videojuegos nos estamos olvidando de lo más importante. Como todo hobby, los videojuegos son en esencia un entretenimiento; pero de un tiempo a esta parte, y especialmente ahora con la llegada de la ‘next-gen’, parece  que el concepto de ‘diversión’ ha quedado relegado a un segundo o incluso tercer plano en este ‘mundillo’ para que todo el protagonismo recaiga sobre cuestiones técnicas que dan lugar a absurdos debates en que más que aficionados parecemos todos medio ingenieros.

IndieBit space rotate

Afortunadamente ahí está la escena independiente para demostrar a todo aquel que quiera prestarle atención que las cosas son mucho más simples y que se puede pasar realmente bien sin necesidad de resoluciones Full HD o de una tasa de frames por las nubes. Por eso en esta sección nos gusta traeros propuestas como Space Rotary, técnicamente modestas sí, pero grandes a la hora de hacernos pasar un buen rato. Y si encima de paso apoyamos a un estudio español, pues mejor que mejor.

Este sencillo plataformas 2D es uno de los primeros proyectos de ModelSheep Studio, una pequeña desarrolladora creada en 2012 y afincada en Málaga que a parte de crear videojuegos también se dedican a la animación, al cómic y otras formas artísticas que supongan un reto para su creatividad.

Como decíamos arriba, sencillez es la palabra que quizá define mejor a Space Rotary y que, a su vez, constituye su mejor arma. Sencillez, para empezar, en su argumento. Asumimos el papel de Oigres, un joven y simpático extraterrestre que decide viajar por el espacio para cumplir su sueño –y el de su difunto padre- de vivir montones de aventuras.

space_rotary_1

Sencillez también en su planteamiento. El juego se compone de 4 mundos divididos a su vez en varios niveles de corta duración (cinco, salvo en el último mundo en que son tres) y en todos ellos la misión siempre es la misma: tenemos que ayudar a Oigres a llegar a su nave dando una vuelta completa por la superficie circular de un pequeño planeta (con una perspectiva que recuerda a las ilustraciones de la novela ‘El Principito’). Sin embargo, el que la idea sea sencilla no implica que llevarla a cabo sea una tarea fácil. Poco a poco el asunto se va complicando hasta convertir cada nivel en un ingenioso puzzle en que tendremos que medir cuidadosamente cada salto, activar interruptores para eliminar barreras o tener muy en cuenta cuestiones como el intervalo de tiempo entre los rayos de los satélites enemigos, la inercia o la gravedad de cada planetoide. Todo esto hará que tengamos que reiniciar algunos niveles en multitud de ocasiones (bien porque Oigres muera o bien porque destruyan su nave) pero nunca será una dificultad tan frustrante que nos haga abandonar, más bien todo lo contrario ya que con cada muerte iremos pillando la lógica del nivel, de manera que seremos incapaces dejarlo hasta completarlo.

Y sencillez, por último, en su apartado técnico; lo que no quiere decir ni mucho menos que estemos ante un aspecto descuidado. Los gráficos son simples, aunque derrochan simpatía y cada mundo tiene su propia estética y ambientación. Igualmente, el control es muy elemental (sólo se usan las cuatro flechas direccionales) pero responde a la perfección y el personaje se mueve forma realmente fluida.

space_rotary_2

Podéis jugar a Space Rotary desde Gamejolt o descargarlo por unos míseros 0,74 desde la Chrome web store para poder jugarlo en vuestro ordenador (ya que por ahora sólo se ha lanzado para PC) sin necesidad de conexión. Además, muy pronto el título estará también disponible en Desura y ¡mucho ojo! porque desde el Blog de ModelSheep Studios se podrán conseguir licencias para obtener el juego gratuitamente.

Pero aquí no acaba la cosa ya que los chicos de ModelSheep Studios tienen preparados más niveles y contenidos adicionales para Space Rotary que irán saliendo a la luz si el juego va recibiendo el apoyo necesario.

En resumidas cuentas, con Space Rotary sus autores consiguen exactamente lo que se proponen, es decir, proporcionarnos una pequeña dosis de diversión directa y sin complicaciones a base mezclar con talento la eterna fórmula jugable de los plataformas clásicos con una mecánica adictiva y original. Ideal para hacer un paréntesis y desestresarse un poco de la rutina. No dejéis de probarlo.

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=Ocmi4ZfXisM[/youtube]