Irán es el primer país que banea Pokémon Go

Probablemente este sea el menor de los problemas que a día de hoy acucian a Irán, pero aquí hemos venido a hablar de videojuegos, y el país asiático ha prohibido uno que nos gusta mucho y está alegrando nuestro triste verano de redactores de entresuelo: Pokémon Go.

Efectivamente, la República Islamista de Irán ha decidido que Pokémon Go no es buena cosa, y como casi cualquier demoníaco invento occidental ha sido puesto en cuarentena, al menos hasta que vean si pueden ponerse de acuerdo con Niantic para manipular ciertos aspectos de la app.

La prohibición ha sido certificada por el Consejo Supremo de Espacios Virtuales, un organismo que os juro que no me acabo de inventar, y que ha decidido la suerte de nuestros queridos monstruos de bolsillo. El motivo oficial del cese de la aplicación, según informa la BBC, es que Pokémon Go suscita “preocupaciones no especificadas sobre seguridad”, aunque, como os decía hace unas cuantas líneas, el gobierno iraní “está esperando ver hasta qué punto pueden cooperar los creadores del juego”, suponemos que para traerlo de vuelta a las tiendas oficiales de aplicaciones de iOS y Android.

Teniendo en cuenta que Pokémon Go no ha sido ni siquiera capaz de poner en marcha el seguimiento de bichos a través de las tres huellas, dudo que pueda suponer un problema de seguridad para el gobierno iraní, pero bueno, ellos sabrán.

Aunque no te lo creas, a mucha gente le cae mal la app de Niantic y The Pokémon Company. Varios líderes religiosos islamistas ya han arremetido contra el juego, al ejercito norteamericano no le hace gracia que sus tropas pierdan el tiempo con él, e incluso hay gobiernos locales, como el de la ciudad australiana de Canada Bay, que han pedido la retirada de pokeparadas que causaban caos y confusión en sus ciudades.

En fin, nosotros, mientras nos dejen, seguiremos recopilando monstruos a tutiplén y continuaremos ofreciéndoos trucos, curiosidades, guías y noticias sobre el juego del verano.