Crítica de Juego de Tronos 7x04, Botín de Guerra

Pasamos la mitad de la temporada para plantarnos en un capítulo lleno de sorpresas y vueltas de tuerca. Juego de Tronos 7×04 supera al de la semana pasada y apunta a un final de infarto.

Juego de Tronos 7×04 ha vuelto a hacerlo. La temporada va camino de convertirse en una de las más recordadas. Quizá sea por el ritmo, por los cambios inesperados o por la espectacularidad que está cogiendo. Puede que sea por un poco de cada. Lo cierto y verdad es que este episodio nos ha dejado un final que rivaliza con el de Olenna del 7×03.

El ritmo sigue acelerando

Desde que vimos el final de la temporada 6 de Juego de Tronos, hemos visto cómo los tiempos de “carga” se han acelerado. Hemos pasado de pararnos en los viajes y en las intrigas de estos a ir directos al meollo de la cuestión. Ya no hay planificaciones. Se acabaron los tiempos muertos. Estos se han reducido a la mínima expresión. Y este Juego de Tronos 7×04 lo vuelve a demostrar.

El esquema es, básicamente, el mismo que el de la semana pasada. Un poco de fan service de Jon y Daenerys para comenzar. Posteriormente un nudo con varios escenarios a lo largo de Poniente. Y por último un desenlace inesperado, aunque con una puesta en escena bastante diferente a la del 7×03.

Quizás este haya sido el punto fuerte de este capítulo. Sin entrar a hacer demasiados spoilers, si la semana pasada vimos un final que no se centraba en la batalla, sino en las consecuencias de esta, hoy tenemos lo opuesto. Hay consecuencias, sí. Pero lo más interesante ocurre dentro de ella. Y eso tiene una explicación muy simple: sus protagonistas.juego de tronos 7x04 jaime

Si la lucha en Altojardín no mostró el combate en sí era porque los combatientes no tenían nombre. En esta ocasión vemos cara a cara a varios de ellos. Por eso es importante ver cómo se desarrollan los acontecimientos en ella.

Por hacer un símil. No es lo mismo una batalla donde no pelean protagonistas, a la batalla de los bastardos.

Rumbo a ¿Desembarco?

He de reconocer que me he tirado medio final del episodio sufriendo. Y mucho. No sé qué tendrá preparado Cersei en Desembarco del Rey, pero todo parece apuntar a que la gran batalla de esta temporada va a ser allí.

Ya hemos visto cómo caía Dorne, Altojardín y Roca Casterly. Ahora le ha tocado el turno al ejército de Cersei. ¿Qué le queda a la reina en su bastión? Pues… si hacemos un poco de cálculo, no demasiado. Suponemos que tendrán las tropas justas para defender las murallas… y poco más. Las tropas que invadieron a los Tyrell fueron de los Lannister, así que en la capital quedarán los del reino.

Bueno, ahora parece que tienen el oro y la comida, por lo que están un poco aprovisionados. Pero o se apresura Daenerys a cercar la capital del reino, o se le va a ir el hombre del Banco de Hierro con el oro y la ayuda para su oponente.

Además, hay otra cosa que me preocupa y es la ballesta anti dragones. Por favor, no me toquéis a los dragones. Me he tirado medio episodio sufriendo. Matad a quien queráis, pero dejad a los animalitos en paz. Sin embargo, algo me da en la nariz que, aunque no los tres, alguno de ellos sí que va a caer. Y ese momento va a doler, y bastante.

Sea como sea, están pasando demasiadas cosas en estos capítulos. Veamos cómo sigue el 7×05, porque la recta final de esta temporada va a ser de infarto. Y como digo, pocos bastiones quedan por conquistar ya, tras haber caído las casas de los Tyrell, los Frey y, de paso, la mayoría de los Lannister.

 

Los Stark reunidos

El nudo del capítulo básicamente nos muestra Invernalia y la relación que tienen ahora los Starks. Sansa, Arya y Bran están todos juntos y en casa por fin. Cada uno ha seguido un camino muy diferente, pero han acabado allí muy cambiados.

Por lo menos no hemos visto dramas innecesarios en la reunión entre las dos hermanas. Tenía un miedo atroz a que el episodio nos mostrase alguna pelea entre ellas o así. Sin embargo la lógica se ha impuesto y hemos visto lo que cualquier persona en su sano juicio haría.

Sin embargo, y pese a que Juego de Tronos 7×04 se recrea bastante en Invernalia y en Arya, hay que reconocer que el punto de atención está sobre Sansa. Ella ha sobrevivido a Jeofrey, a Meñique y a Ramsay. Ha vivido con el demonio varias veces seguidas, y ahora es más madura y, por fin, menos idiota. Sin embargo, ver en lo que se han convertido sus hermanos igual le toca un poco la moral.juego de tronos 7x04 sansa

Arya se ha cargado a todos los Frey, para empezar. Bran es capaz de verlo todo (incluso el pasado). Incluso Jon ha vuelto de entre los muertos y es Rey en el Norte. Pero ¿y ella? Ojo, no lo digo porque no sepa qué ha hecho ella. Sin sus influencias y su saber hacer Jon estaría muerto por segunda vez. Fue ella la que, con Meñique, le salvó de la muerte en la batalla de los bastardos.

Por eso no creo que la reacción de Sansa sea de “y yo qué pinto aquí”. Creo que los tiros van más bien por el lado de “¿qué le ha pasado a mi familia?”. Bran prácticamente ha desaparecido. No es él. Y Arya es mucho más mortal y oscura que cuando se despidieron. Ninguno es un niño ya pero hay que reconocer que la más normal es Sansa.

Nunca lo hubiese dicho pero, menos mal que queda alguien normal en todo esto.

El pasado y el futuro

El otro punto importante a la hora de analizar el capítulo es la relación entre Daenerys y Jon. Una relación que toma tintes culebroneros que no me terminan de gustar demasiado. Para empezar ese momento romanticón en la cueva. Y para seguir las miradas de complicidad de la reina y su sirvienta cuando habla de Jon Nieve.

Daenerys nunca ha sido así. No ha sido precisamente una reina que busque un rey. Vale, sí, posiblemente se le caía la baba con Daario. Pero es que Jon es lo opuesto a este. Totalmente el polo opuesto, vaya.

Entiendo que podría surgir algo entre los dos. El público lo quiere y, desde luego, sería la solución ideal para el Norte y Desembarco del Rey. Si se casan el rey en el norte y la reina del trono de hierro, pues… es evidente lo que pasa. Que se fusionan los reinos. Y santas pascuas.juego de tronos 7x03 jon y daenerys

Sin embargo, esta hipotética situación, si llega, sería demasiado precipitada y loca. Como digo, entra dentro de la lógica. Sería una forma de sellar una alianza formalmente y de firmar la paz entre los dos. Pero es algo que me temo que sería demasiado loco y decepcionante para muchos. Al menos si ocurre ya y de esta forma.

Antes tendrían que solucionar muchos problemas. Entre ellos, el del Rey de la Noche que sigue pululando a sus anchas no sabemos por dónde. Además, es curioso ver lo que hay grabado en las vetas de vidriagón de Rocadragón.  Ha sido un punto místico que le ha dado un punto de fuerza a Jon… durante dos segundos. Luego lo ha perdido.

¿Qué opináis, culpables? ¿Queréis que se líen estos dos… o no? Yo sí, claro que lo quiero. Pero no así. No en dos capítulos y con solo una mirada de “ay picarón”.