Jurassic Park – BitBack | GuiltyBit

Con el reciente estreno de Jurassic World no he podido resistirme a hacer una pequeña retrospectiva sobre algunos de los títulos que disfrutamos hace ya algún tiempo y que llegaron a nuestras consolas de sobremesa con el estreno de cada una de las películas de Jurassic Park. Y para la ocasión he decidido centrarme en algunos de los títulos que se publicaron en Mega Drive.

Jurassic Park (Mega Drive)

El primero de los juegos basados en la cinematográfica saga jurásica que llegó a la 16 bits de SEGA nos planteaba una jugabilidad a medio camino entre las plataformas y la acción, aunque no llegó a ser lo que hoy llamamos metroidvania.

Uno de los principales atractivos de este título es que además de estar basado principalmente en la película homónima, también nos encontraremos con una gran cantidad de elementos “exclusivos” de la novela de Michael Crichton.

El personaje principal del juego es el Dr. Grant, al que deberemos guiar a través de la famosísima isla plagada de dinosaurios salvajes, a los que deberá derrotar con todo tipo de armas que van desde dardos tranquilizantes hasta un lanzamisiles o distintos tipos de granadas. Además de la estelar aparición de todo tipo de monstruos jurásicos, en los escenarios también nos encontraremos con distintos power-ups que nos ayudarán a recargar munición (así es, ningún arma tiene munición ilimitada) y a recuperar vida (botiquines).

Pero sin duda, lo mejor de este juego es la posibilidad de jugar con… con… con… ¡¡¡UN VELOCIRAPTOR!!! En este particular “modo de juego” nos encontraremos con ciertas diferencias respecto de la modalidad de juego estándar. La agilidad del velociraptor es mucho mayor que la del personaje humano, lo que nos permitirá avanzar a una mayor velocidad y realizar saltos más grandes. Los dinosaurios seguirán estando presentes, pero nuestros enemigos principales pasarán a ser guardias de las instalaciones que estarán armados hasta los dientes. Como es lógico, los objetos de munición desaparecen en este caso y “sólo” podremos recolectar trozos de carne para recuperar energía, aunque siempre estaba la opción de devorar a otros dinosaurios para este mismo fin.

The Lost World: Jurassic Park (Mega Drive)

El planteamiento de este juego nada tiene que ver con su “predecesor” ya que en este caso se desarrollaba bajo una perspectiva aérea que hacía inevitable recordarnos a otros títulos como Commando o similares, idéntica a la del primer Jurassic Park publicado en Super Nintendo y que tuvo un éxito bastante importante.

El concepto general del juego no sólo cambia en el aspecto de que el protagonismo recae sobre la acción pura y dura, si no que en este caso nos encontraremos con que deberemos enfrentarnos tanto a dinosaurios como a humanos. Nuestra labor en este juego no es tanto la de sobrevivir a los dinosaurios como en el anterior, si no que deberemos capturarlos para devolverlos a su cautiverio y hacer que el parque vuelva a ser un lugar seguro. A esto hay que sumarle que los enemigos humanos a los que deberemos enfrentarnos serán una especie de furtivos que pretenden capturar los dinosaurios para llevarlos al continente, así que no sólo deberemos capturarlos, si no que deberemos hacerlo antes que estos indeseables.

Para ayudarnos en nuestra labor de captura contaremos, además de con una amplia variedad de armas, con la posibilidad de desplazarnos por cada pantalla con distintos tipos de vehículos. También nos encontraremos en forma de novedad a inclusión de final bosses al final de cada pantalla y la posibilidad de jugar a dobles, tanto en modo cooperativo como competitivo.

Jurassic Park (Mega CD)

El último juego de esta retrospectiva no tiene nada que ver con la tercera película ya que me parece mucho más interesante hablaros sobre el más particular de todos los publicados, concretamente el que se publicó para Mega CD. Olvidaos de las plataformas, olvidaos de la acción, olvidaos de todo lo hablado hasta ahora, porque este juego es una aventura gráfica de las de las de toda la vida, o una aventura de point and click como se suelen llamar actualmente.

El apartado gráfico no es de lo mejor que podríamos esperar encontrarnos en una de las pseudo-32 bits de SEGA, pero no deja de ser bastante curiosa la mezcla de estilos que nos encontramos totalmente entrelazados durante el juego. Mientras que lo habitual son los sprites tradicionales, habrá también escenas CGI o renderizaciones tomadas directamente de la película que en ambos casos nos servirán sobre todo como cinemáticas de transición.

Aunque ya he dicho que muchas de estas escenas están tomadas de la película (hecho que ayudará a que nos sintamos realmente dentro del parque), el argumento del juego está tomado directa y únicamente de la novela, provocando que podamos notar más que evidentes diferencias respecto de lo que recordemos de la película.

Al tratarse de una aventura gráfica y como ya he dicho antes, no nos encontraremos ningún tipo de acción directa, si no que el juego es una sucesión de puzzles que deberemos ir resolviendo gracias a los elementos que vayamos recolectando.

Después de esto sólo nos queda esperar a ver si la nueva Jurassic World está a la altura de sus predecesores.