En un movimiento que nos coge a todos bastante por sorpresa, Kaz Hirai deja su puesto como CEO de Sony, aunque se mantiene como presidente del consejo.

Se acerca, cada vez más, el fin del año fiscal para las compañías. Es un tiempo de cambios. Pasó en Microsoft, pasó también en Activision y ahora le toca el turno a Sony porque Kaz Hirai deja su puesto como CEO y presidente en la compañía.

La decisión la ha tomado el propio Hirai, que también ha propuesto a quien le sucederá en el cargo. El elegido es Kenichiro Yoshida, que ha hasta ahora era el director financiero de Sony. El cambio se producirá el 1 de abril de 2018 y Hirai pasará a ser el presidente del consejo de la compañía.

“Desde que tomé el cargo de consejero delegado en abril de 2012 he dicho que mi misión es asegurar que Sony continúe siendo una compañía que proporcione a sus clientes emociones, les inspire y llene su curiosidad”, ha afirmado Hirai en un comunicado. “Para lograr ese fin, me he dedicado a transformar la empresa y a mejorar su rentabilidad”.

Al parecer, el todavía CEO de Sony, se siente satisfecho con el desempeño económico de la compañía dura sus años al frente. Las salida de Hirai no debería suponer un cambio para la estrategia en el área de videojuegos. Tampoco le hace falta, supongo. que están arrasando en ventas. Solamente Nintendo Switch parece destinada a robarle un poco de protagonismo a medio plazo.