Kickstarter se muere: Episodio II

2014  no es el año de Kickstarter de ninguna de las maneras. Unos resultados económicos por debajo de lo esperado y una serie de campañas que no logran los objetivos están lastrando la imagen de la empresa y lo que es peor, haciendo dudar al desarrollador sobre si los esfuerzos en las campañas crowdfunding merecen la pena.

Agustín Cordes, desarrollador detrás de Scratches y Serena ha declarado que su último proyecto en Kickstarter (H.P. Lovecraft: El caso de Charles Dexter Ward) no ha tenido el apoyo deseado en la popular plataforma de financiación. El objetivo eran 250.000$ y solo han logrado apenas 98.194$.

De este modo, el proyecto queda en suspenso ya que el equipo desarrollador llamado Senscape se ha dividido y ha dejado de contar con una serie de personas para centrarse en Asylum, su otro proyecto. Agustín afirma que de momento, Senscape no está en una situación de riesgo.

Es imposible no sentir hoy en día cierta apatía hacia Kickstarter. Tiempo atrás yo podría tuitear acerca de nuestra aventura en la plataforma y tendríamos una incesante cantidad de tuits, retuits y en definitiva, una sensación de movimiento. Hoy menciono Kickstarter y no responde nadie.

No quería creerlo, porque amo la idea del crowdfunding, pero no hay otro modo de verlo: estamos experimentando su declive.Sería un caso diferente si nuestra campaña fuese un caso aislado en el que poder culpar a la mala suerte, pero no. Desde pequeños estudios hasta grandes firmas, estamos presenciando como miles de proyectos no logran su objetivo por puro desinterés popular.

Octubre en particular ha sido un mes horrible para Kickstarter, quizás el peor que he visto, y se supone que es el segundo mejor mes del año, uno de los que más apoyos atrae.

kickstarter-700x443

 

Cordes plasmó su tristeza en un tuit:

Podemos considerar 2014 acabado para el crowdfunding porque noviembre y diciembre son meses típicamente terribles. Octubre solía ser el segundo mejor.

Pero no se centra solo en el desinterés. Cordes ve tres puntos negros que han afectado a este fracaso: el hecho de que su otro proyecto, el mencionado Asylum, no estuviese aún terminado, una reacción desfavorable hacia el proyecto de parte del núcleo duro de fans de Lovecraft y el altísimo objetivo pretendido en cuanto a recaudación.

A su vez elogió el apoyo del equipo de Kickstarter, y confirmó que la desarrolladora está buscando otros métodos para financiar el proyecto de Lovecraft, pero eso es algo que aún llevará su tiempo.

Hoy por hoy no tengo nada claro Kickstarter. En el pasado hubiese recomendado esta plataforma a otros desarrolladores con toda mi ilusión, pero mejor olvidarlo. El crowdfunding se ha convertido en suerte y aleatoriedad, algo completamente imposible de controlar.

Fuente: Gamesindustry.