King's Quest: The Complete Collection - Análisis PC

King’s Quest, desarrollado por The Odd Gentlemen, es una reimaginación de las clásicas aventuras gráficas que Sierra lanzó en los años 80 y 90.

King’s Quest fue lanzado en julio de 2015 con un formato episódico que ha terminado justo ahora, con un epílogo que cierra esta historia a la vez que abre una puerta a futuras entregas. Esta breve aventura final sólo se incluye en el paquete The Complete Collection, salvo cambio de idea por parte de The Odd Gentlemen y Sierra. No es indispensable dentro de la historia principal del juego, pero funcionará perfectamente como nexo si deciden hacer más juegos de la saga.

Como lectores habituales que sois, recordaréis que en su momento hablamos de los tres primeros episodios de King’s Quest en sus respectivos análisis. Y ahí lo dejamos, esperando que el resto de capítulos salieran a la luz y con ganas de valorar este título como un todo. Pasando por alto los habituales problemas que supone un juego por episodios. Porque hace falta moral y fuerza de voluntad para retomar un juego tras varios meses de espera. Pero hemos dicho que pasaremos eso por alto.

Lo que nos queda es una aventura gráfica divertida, entretenida y con una buena duración. En ella conoceremos a Graham, nuestro querido protagonista, en cinco períodos diferentes de su vida, explicados por él mismo desde el punto de vista de su vejez. Aunque toma los elementos básicos de los títulos clásicos de Sierra, King’s Quest no es un juego point and click, sino que el control del personaje es mediante el teclado (o incluso el mando). Como es normal, tenemos más “retos” mentales que de habilidad, aunque sí que tenemos cierto momentos de acción en los que deberemos estar atentos y ágiles con las teclas.

king's quest the complete collection analisis pc

Realmente hay tramos en los que todo parece más una sucesión de QTE que un juego, pero, por suerte, predominan los puzzles o las búsquedas de soluciones a los diferentes problemas de Graham. Y lo mejor de todo, es que casi siempre tendremos varias opciones para avanzar, eligiendo el camino y el “carácter” de nuestras decisiones. Valor, sabiduría y compasión son los pilares sobre los que un caballero se sostiene, pero quedará en nuestras manos el más importante de los tres.

Esta libertad para elegir la manera de solucionar nuestra aventura añade mucho valor para rejugar King’s Quest si somos de esos que nos gusta tener todos los logros o si queremos conocer las pequeñas variaciones de la historia según hagamos una cosa u otra. Ese suele ser un “fallo” habitual de las aventuras gráficas, ya que una vez acabada la historia, nada te anima a volverlo a intentar. En cambio, The Odd Gentlemen ha conseguido alargar considerablemente la vida del juego con este detalle.

1 2