Kirby: Planet Robobot - Análisis Nintendo 3DS

A Nintendo no le gusta mucho eso de innovar creando nuevas IP, pero eso no significa que no experimente con las que ya tiene consolidadas, como es el caso de Kirby: Planet Robobot. La última aventura de la bola rosa más famosa se presenta como un plataformas que no revolucionará el género, pero original es un rato. Y lo que es más importante, es MUY divertido.

En Kirby: Planet Robobot, Dreamland es invadido por una especie de robots procedentes del espacio exterior, y nuestro protagonista tendrá la misión de acabar con estos invasores, que han vencido tanto al Rey Dedede como a Meta Knight. No es un argumento de premio Nobel, pero oye, es un juego de plataformas para Nintendo 3DS, tampoco nos emocionemos.

kirby5

Plataformas robóticas

En un principio, Kirby: Planet Robobot presenta el esquema típico de un juego de plataformas dividido en varios niveles y mundos. Pero su característica más especial es la posibilidad de poder manejar robots dentro de cada nivel, con los que podremos llegar a zonas secretas, vencer a enemigos y potenciar nuestros poderes. Este rasgo es bastante atractivo y le da una vuelta de tuerca a todo aquello a lo que los juegos de Kirby nos tienen acostumbrados.

Kirby podrá, una vez más, aspirar a los monérrimos enemigos para adquirir sus poderes. Entre los 27 poderes que presenta el juego encontramos algunos nunca vistos hasta este título, como el ESP, el de veneno y el doctor. Con el último de estos, Kirby se convertirá en un doctor que lanzará píldoras gigantes. Visto así no parece un poder muy espectacular, pero seguro que nos salvará el culo la vida en más de una ocasión.

Cuando encontremos a un robot vacío y nos metamos en él para controlarlo, nuestros poderes se verán potenciados. Así que además de los 27 poderes que podremos controlar, hay que sumar sus 27 variaciones en forma de robot, mucho más potentes y espectaculares. Además, según los botones que pulsemos nuestros ataques variarán, al más puro estilo de Super Smash Bros.

kirby-2

El resto no es nada que no podamos encontrar en otros títulos de Kirby, aunque el diseño de los niveles es realmente bueno y promete horas y horas de diversión. Además, según el poder que elijamos podremos acceder a diferentes salas y rincones del nivel, por lo que es un título bastante rejugable para ir recogiendo todos los coleccionables que nos vayamos dejando.

Hablando de coleccionables, los habrá de dos tipos. Por un lado están las pegatinas, que nos servirán para decorar y personalizar nuestro robot. Por el otro lado iremos encontrando cibercubos, necesarios para desactivar las barreras que nos impiden el paso hacia el jefe final del mundo en el que nos encontremos. Estos jefes finales, por cierto, están muy bien diseñados y presentarán divertidas batallas divididas en distintas fases y escenarios y aprovechando todo el potencial de Nintendo 3DS.

kirby2-2

Modos extra y minijuegos

Kirby: Planet Robobot incluye también algunos interesantes modos extra y minijuegos. Uno de ellos es el modo de Meta Knight, en el que tendremos que recorrer los niveles de la historia principal a modo contrareloj. La historia de este personaje ya había aparecido en otros juegos de la saga como Kirby: Nightmare in Dreamland y Kirby Super Star Ultra, y se echa de menos algo más completo que un simple contrarreloj. Aún así, se agradece que haya algo más a lo que jugar aparte de a la historia principal.

Los otros de modos extra no se quedan atrás, destacando sobre todo Héroes Legendarios, en el que podremos jugar de forma cooperativa a una especie de minijuego RPG junto a dos amigos. En él tendremos que luchar contra distintos enemigos y jefes mientras elegimos una clase para nuestro Kirby y vamos subiendo de nivel.

Por otro lado tenemos el modo extra Desafíos 3D, en el que, como bien indica su nombre, tendremos que ir superando distintos niveles en 3D realizando el mínimo número de movimientos posible, acumulando combos y sumando puntos. Además de estos modos extra, el juego cuenta con más minijuegos desbloqueables, muy variados y con los que sin duda podremos alargar las horas de duración de Kirby: Planet Robobot.

kirby3-2

Gráficos y 3D

El trabajazo en el apartado gráfico de Kirby: Planet Robobot merece mención aparte, y es que el simpático y colorido diseño de los niveles es algo a destacar, además de su calidad. El 3D también está aprovechado, algo de agradecer en una consola que a veces lleva el título “3DS” de adorno. El uso de las tres dimensiones dará profundidad a los niveles y nos ayudará a identificar en qué plano se encuentran algunos enemigos, cofres… Además, podremos ir pasando de un plano a otro mientras vayamos avanzando.

En el apartado sonoro tampoco encuentro nada que criticar, ya que las melodías son agradables y pegadizas. Encontraremos tanto temas compuestos para la ocasión como remixes y remasterizaciones de canciones ya conocidas en otros títulos de la franquicia. La banda sonora en general es un buen acompañamiento y no es nada molesta, algo de agradecer en un juego de este tipo con tantos niveles y mundos diferentes.

En resumen, Kirby: Planet Robobot es un gran juego de plataformas con el que Nintendo ha demostrado una vez que sus IP más famosas aún tienen mucho que ofrecer. No es una revolución del género, pero el añadido de los robots le da un toque muy original y entretenido, ofreciendo unos niveles muy bien diseñados, que aprovechan las características del 3D al máximo y presentando nuevos poderes, ataques y espectaculares combates contra jefes finales. Tal vez su historia no es lo más trabajado del mundo, y a veces puede ser demasiado facilito, pero se le perdona por el resto de sus virtudes.

Kirby: Planet Robobot - Análisis Nintendo 3DS
Controlar a los robots es muy divertido y originalLos niveles están muy bien diseñadosLas batallas contra los jefes finales son bastante espectaculares
Algunos niveles son demasiado fáciles
8.3Invasión robótica
Historia7
Jugabilidad8.5
Gráficos9
Sonido8.5
Puntuación de los lectores 2 Votos
8.5