Kirby y el Pincel Arcoíris - Análisis Wii U

Kirby y el Pincel Arcoíris sale a la venta en un momento con pocos lanzamientos para Wii U, haciendo tiempo para los grandes lanzamientos que se avecinan en la segunda mitad del año. Pero en Nintendo saben lo que hacen, y apostar por un veterano de la casa significa casi siempre hacer un buen juego para que los usuarios que lo compren se sientan satisfechos. Ese es el caso de Kirby y el Pincel Arcoíris, no es un juegazo que estábamos esperando como Xenoblade Chronicles X, pero sin duda vale la pena que le deis una oportunidad. Antes de entrar en profundidad, y aunque lo diré en más de una ocasión, el juego es precioso, todo está perfectamente moldeado con plastilina y sinceramente, solo la estética hace que el juego valga la pena.

Kirby_y_el_Pincel_Arcoíris

Kirby y el Pincel Arcoíris nos embarca en una aventura para recuperar los colores de Dream Land. Claycia los ha robado con el fin de crear 7 mundos por los que luego iremos pasando a lo largo del juego. Gracias a Eline, un pincel muy majo que era amiga de Claycia hasta que se le fue la olla y robó los colores, nuestro protagonista vuelve a su tono rosado de siempre y entonces, comienza nuestra misión de recuperar los colores del mundo de Kirby. Cada mundo tiene la misma temática, uno es una pradera, otro un viaje entre nubes, otro el fondo marino…todos muy bien detallados y llenos de enemigos que nos harán la vida imposible. Básicamente Kirby irá rodando por todos los niveles ya que se olvidó de andar, y nosotros tendremos que ir guiándolo por la cuerda que pintemos con el pincel.

Eso sí, nada de pintar a lo loco culpables, hay un límite de tinta y tendremos que esperar a que se regenere para seguir pintando y, además, habrá que hacerlo con cabeza y pulso firme de cirujano para poder conseguir todas las estrellas y coleccionables sorteando los obstáculos. Kirby podrá acabar con sus enemigos con  métodos como un ataque rodante, gracias al recorrido de la cuerda o bien porque nosotros le demos impulso con el palito del tabletomando. También habrá que tener cuidado con los elementos de los niveles, como rayos o el agua, pero tranquis, que la cuerda arcoíris sirve para todo y podremos protegernos gracias a ella, siempre que pintemos en el sitio correcto. Sin contar las fases de jefes, cada nivel cuenta con unos cofres que conseguir, unas buenas estrellitas para recolectar y el diario de Eline (se ve que la privacidad en estas tierras no existe).

Las estrellas os vendrán muy bien, ya que por cada 100 podréis ejecutar un Turbo Estelar, un ataque en el que Kirby se infla y arrasa con casi todo con lo que se encuentra. Además según el número total de estrellas recogidas por fase, nos darán una medalla de bronce, plata y oro. Las que nos interesan son las de oro para desbloquear los desafíos del juego.

Kirby_y_el_Pincel_Arcoíris

En los cofres podremos encontrar figuras de los personajes o los temas para escuchar. La parte interesante son las figuras, en serio, no menospreciéis este apartado. Elegir una que os guste y mirar el detalle con el que está hecha. Todas están diseñadas con el mínimo detalle, hasta tienen marca de dedos y todo, no hay una forma 100% perfecta y eso dice mucho del mimo que le pusieron los desarrolladores al título a la hora de darle el efecto más realista posible, es admirable. El diario no aporta gran cosa, pero es graciosillo y tiene su aquel completarlo.

Otra de las cosas que nos encontraremos en nuestra aventura son 3 transformaciones de Kirby: un tanque, un submarino y un cohete. El tanque (mi favorita) irá avanzando progresivamente, pudiendo seguir la cuerda pero sin desafiar a la física (no puede subir en paralelo) y disparando a todo lo que señalemos en el gamepad.  El submarino disparará de manera automática y  por la cuerda podemos marcar el camino de los torpedos. A Kirby lo controlaremos tocando la pantalla. Por último, el cohete ira avanzando sin parar rebotando contra todo lo que vea mientras nosotros lo guiamos con la cuerda.

El elemento más característico de Kirby y el Pincel Arcoíris es el diseño, la plastilina le da un toque totalmente diferente al universo de Kirby y es una gozada poder disfrutar de ello. El problema es que poco vamos a ver la televisión, el sistema de juego prácticamente nos obliga a tener los ojos centrados en el gamepad, sobre todo al principio, necesitáis mucha precisión ojo-mano para poder jugar solo mirando a la tele. Y aunque en el gamepad se ve bien, no es lo mismo sobre todo para los que tenéis un pantallote para disfrutar de los juegos.

Kirby_y_el_Pincel_Arcoíris

La parte sonora también está currada. Algunas canciones son un poco flojillas o se hacen monótonas, pero la gran mayoría están muy elaboradas y le dan un buen ritmo al juego, además podréis escucharlas siempre que queráis en el reproductor del juego junto a temas de otros títulos de la saga una vez los hayáis desbloqueado en vuestra aventura.

En relación al multijugador queda claro que el juego no fue pensado para este modo. Evidentemente era lógico el caos que se podía desatar con 4 personas controlando cuerdas en la pantalla, así que en Kirby y el Pincel Arcoíris los que se quieran unir lo harán como Waddle Dees. Estos podrán caminar con total normalidad por las diferentes fases, además de tener unas lanzas muy primitivas para poder atacar, pero tienen menos energía. Por supuesto que también pueden usar las cuerdas que pinte el jugador que controla a Kirby para alcanzar sitios elevados y protegerse de ataques. Las transformaciones de tanque y submarino también les afectará, aunque serán un poco más débiles que las de Kirby, la de cohete por su parte, se limita a poder darle potencia extra al muñequito rosa por lo que no destaca por su uso.

Kirby_y_el_Pincel_Arcoíris

Si sois afortunados y tenéis algún amiibo compatible con Kirby y el Pincel Arcoíris no os emocionéis mucho, que no se pueden usar a lo loco. Podréis usar cada uno de los tres amiibo compatibles (Kirby, Meta Knight y Rey Dedede), una vez por día en una fase. Esto tiene su lógica ya que, sobre todo los dos primeros, potencian mucho a nuestro personaje. Con el de Kirby se podrá ejecutar el Turbo Estelar sin necesidad de reunir 100 estrellas, el de Meta Knight potenciará nuestro turbo para arrasar fácilmente con los enemigos y el del Rey Dedede nos proporcionará energía adicional.

Una vez dominéis la técnica del pincel, solo encontraréis algunas fases que pondrán a prueba vuestro pulso hacia el final del juego, pero nada que con insistencia no podáis superar. Eso sí, como ya dije antes, el juego cuenta con bastantes coleccionables que harán que volváis a echar un par de partidas en cada fase por lo menos, así que tendréis Kirby para rato. Además, están los desafíos que podréis desbloquear en vuestra aventura. Cada fase cuenta con 4 cofres y tenéis 15 segundos para conseguir cada uno de ellos. Precisión y rapidez se juntan en este modo para los que quieran poner a prueba su habilidad.

Kirby_y_el_Pincel_Arcoíris

Kirby y el Pincel Arcoíris es un juego que os entretendrá sus horas, y os pondrá a prueba con sus desafíos, pero tampoco hay más de dónde sacar y si os gusta puede que se os haga algo corto, eso sí, solo por su estética vale la pena jugarlo, es un gran trabajo por parte del equipo de desarrollo.

Kirby y el Pincel Arcoíris - Análisis Wii U
Kirby y el Pincel Arcoíris es un juego con una estética muy bonita y elaborada, pero que se puede hacer algo corto para los que buscan algo más de acción.
Super Mario 3D WorldCaptain Toad: Treasure Tracker
Todo moldeado con plastilinaLas posibilidades de la cuerdaLos coleccionables
8Coloridamente divertido
Gráficos9
Sonido8
Jugabilidad7.8
Modos de Juego7.3
Puntuación de los lectores 5 Votos
8.0