Kojima presenta la figura de Quiet con pechos "polémicos"

Hideo Kojima ha presentado unas figuras oficiales de la saga Metal Gear Solid en la que ha destacado, por un par de buenas razones, la de Quiet, la muchachita que ya ha levantado un poco de polémica en los últimos tiempos por culpa de, entre otras cosas, su atuendo.

Pero no es ése el problema en esta ocasión. Ni si quiera sabemos exactamente si es problema o no. La cosa es que esta figura, a parte de tener la misma talla de pecho que su homóloga en el videojuego, está hecha con tanto mimo que dan ganas de tocarla. Más que nada porque sus voluptuosos senos han sido fabricados con un material suave, de forma que no serán como los de una Barbie estándar, sino que podrán moverse ligeramente, achucharse y presionarse. Ojo que no lo he dicho yo, lo ha dicho él mismo.

Llegados a este punto uno ya no sabe hacia qué lado decantarse porque, evidentemente, no nos parece mal que una figurita sea lo más fiel posible al personaje al que representa, sin embargo, este detalle “sobón”, por llamarlo de alguna manera, tampoco es que entre dentro de los cánones funcionales de una figura de acción de un videojuego. Además, puestos a comparar, ¿por qué los pechos puedes ser suaves para parecer más reales pero no el pelo? O ¿por qué los senos de Quiet y no los pezones de cualquiera de los chicos?

Será mejor que dejemos de dar ideas porque este Kojima, con tal de salirse con la suya, es capaz de hacer estas cosas que hemos propuesto… y más.